Logo El Confidencial
un posado muy casual

Stéphanie, la nota discordante en la foto de Luxemburgo: ¿intención o descoordinación?

La familia real luxemburguesa posa muy informal, ataviados con vaqueros y en frente del castillo de Berg. Aunque si hay alguien que destaca entre ellos, es la princesa heredera, ¿por qué?

Foto: La familia gran ducal de Luxemburgo. (EFE)
La familia gran ducal de Luxemburgo. (EFE)

Los miembros de la familia gran ducal de Luxemburgo volvieron a la agenda oficial el pasado nueve de septiembre cuando asistieron a la misa en conmemoración del 25 aniversario de la muerte del rey Balduino de Bélgica. Para conmemorar esa rentrée a la vida pública tras las vacaciones, han compartido en las redes sociales una nueva foto oficial. Un retrato natural en el que los miembros de la familia Nassau aparecen sin demasiado arreglo y vestidos con pantalones vaqueros: toda una declaración de intenciones que expresa sencillez.

[Lea aquí: Balduino de Bélgica y la ausencia más polémica en su funeral]

En la instantánea, apreciamos al gran duque Enrique y la gran duquesa María Teresa rodeados de sus cinco hijos: el gran duque heredero Guillermo, el príncipe Félix, el príncipe Luis, la princesa Alexandra y el príncipe Sebastián. Además, también posan la esposa de Guillermo, la gran duquesa heredera Stéphanie y la princesa Claire, que está casada con Félix.

Sebastián, Stéphanie, Guillermo y Alexandra. (EFE)
Sebastián, Stéphanie, Guillermo y Alexandra. (EFE)

En la imagen, los nueve aparecen muy favorecidos -quizás con algún toque de Photoshop-, pero nos ha llamado poderosamente la atención que Stéphanie sea la nota discordante en cuanto a vestimenta. Y es que de las cuatro mujeres de la familia, tres visten de forma similar, jeans y camisa blanca, mientras que Stéphanie aparece con una jersey en color rosa fresa.

Existen dos opciones que explicarían este detalle. La primera es que María Teresa, Claire y Alexandra se hayan puesto de acuerdo a la hora de elegir su ropa y no hayan informado a la heredera. La otra es que la elección del jersey rosa sea totalmente intencionada para que la atención recaiga en Stéphanie. Siempre discreta y muy tímida, a la esposa de Guillermo no le gusta demasiado el protagonismo; sin embargo, es importante que destaque entre los demás, pues su papel futuro es crucial y todavía no ha conseguido conquistar plenamente al pueblo de Luxemburgo.

Además, los herederos se encuentran desde hace un tiempo en el ojo de mira de los luxemburgueses, que no entienden que seis años después de su boda todavía no sean padres. Los rumores sobre problemas de salud no dejan de aparecer, y es que aunque la propia Stéphanie aseguró en su momento que no tenía prisa en ser madre, lo cierto es que los ciudadanos esperan con ansias conocer a su heredero. De momento, es Amalia, la primogénita de Félix y Claire, quien está llamada a ser en su día gran duquesa de Luxemburgo.

Los grandes duques, Félix, Claire y Luis. (EFE)
Los grandes duques, Félix, Claire y Luis. (EFE)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios