Logo El Confidencial
aún no se ha fijado la fecha de la boda

Estefanía de Mónaco se prepara para ser la madre del novio

Fue la propia princesa quien anunció el pasado mes de febrero el compromiso matrimonial de su hijo, Louis Ducruet, así que previsiblemente también será la madrina

Foto:  Estefanía, con su hijo, Louis Ducruet. (Reuters)
Estefanía, con su hijo, Louis Ducruet. (Reuters)

Lejos han quedado los tiempos en los que Estefanía de Mónaco era una máquina de generar titulares explosivos, que podrían ser el equivalente de los ahora denominados 'clickbaits'. Hace mucho que la menor de las hijas de los príncipes Rainiero y Grace se colocó en un segundo plano, al igual que su hermana Carolina, y está dejando paso a sus hijos, que vienen a revitalizar un principado que está bastante lejos del esplendor de sus años dorados.

Louis Ducruet, con su hermana, Camille. (Getty)
Louis Ducruet, con su hermana, Camille. (Getty)

A la espera de la llegada de la boda de Carlota Casiraghi y Dimitri Rassam (hijo de Carole Bouquet, última musa de Louis Buñuel), que podría llegar este otoño después de que sean padres, hay otra boda que está más en segundo plano pero que también reunirá a la plana mayor de los Grimaldi. Hablamos del enlace entre Louis Ducruet y Marie Chevallier, comprometidos oficialmente desde el pasado mes de febrero y ya oficialmente 'en capilla'.

[LEE MÁS: Marie Chevalier, de cajera de supermercado a nuera de Estefanía de Mónaco]

De momento no se ha fijado la fecha, tampoco el lugar, pero podría acontecer en los primeros meses de 2019, poco después de que se cumpla el primer aniversario del anuncio de su compromiso. Incluso, si nos apuran, antes de la de la prima de Louis, quien ya ha retrasado su enlace por su embarazo y podría volver a hacerlo, en función de cómo salga todo. No se puede decir que Carlota parezca tener mucha prisa por cambiar de estado civil, como ya evidenciara durante su relación con Gad Elmaleh, padre de su hijo Raphaël.

Louis Ducruet, con su prometida. (Getty)
Louis Ducruet, con su prometida. (Getty)

Hasta que llegue ese momento, Marie Chevallier irá tomando un mayor protagonismo en el principado, ávido de nuevas estrellas mediáticas, y Estefanía de Mónaco se irá preparando para un acontecimiento en el que va a brillar especialmente, pues previsiblemente llevará a su hijo al altar. No en vano fue ella misma quien anunció mediante un escueto comunicado que Louis se iba casar, por lo que es más que probable que así sea, que la veamos de madrina.

La que fuera la más rebelde de los Grimaldi se podría reencontrar en este enlace con su exmarido, Daniel Ducruet, quien este año también ha decidido formalizar su relación con Kelly Marie Lancien, con quien se casó el pasado mes de junio, tras ocho años de unión y una hija en común de cinco. Una ceremonia con pocos y selectos invitados a la que asistieron los dos hijos de su relación con Estefanía, como atestiguaron ellos mismos a través de sus redes sociales.

[LEE MÁS: Daniel Ducruet, boda por sorpresa (con muy pocos invitados)]

Ahora que tanto se ha estado hablando del reencuentro de Francisco Rivera y Eugenia Martínez de Irujo en la puesta de largo de su hija, Tana Rivera, sería uno de los grandes alicientes de la boda volver a ver bajo el mismo techo a Estefanía con el que fuera su guardaespaldas antes que pareja y después marido. Y, sobre todo, con Carolina, sobre quien en alguna ocasión realizó declaraciones nada edificantes.

Un escándalo que dio la vuelta al mundo

La mediática y podríamos decir hasta humillante traición de Ducruet con la cabaretera belga Fili Houteman en 1996 no supuso, sin embargo, ningún impedimento para que Estefanía permitiera que la relación con sus dos hijos siguiera siendo fluida, algo que a la larga ha jugado a su favor y que, ante un acontecimiento de estas características, facilitaría mucho las cosas. Y hablamos en condicional, pues no se puede estar seguro al cien por cien de que así sea, pues tras ese escándalo, el guardaespaldas estaba proscrito en el principado. El progenitor que sí faltará a la boda será el de Marie, que falleció hace dos años, el golpe más duro en la vida de la joven.

Los Grimaldi, en una imagen de archivo. (Getty)
Los Grimaldi, en una imagen de archivo. (Getty)

Es de esperar que Estefanía de Mónaco esté muy involucrada en los preparativos de este enlace, que supondrá la culminación de una historia de amor que comenzó en 2012, cuando ambos estudiaban en una escuela de negocios francesa. Posteriormente Louis y Marie se fueron a proseguir con su formación en Estados Unidos en la Western Carolina University y ahora, con el noviazgo más que consolidado, es muy habitual que aparezcan en actos sociales celebrados en Mónaco.

Estefanía se ha mostrado muy expansiva en público con su futura nuera, pues siempre ha sido de naturaleza más espontánea que su hermana Carolina, y todo parece indicar que entre ambas (la princesa y su futura nuera) hay una excelente relación. También entre madre e hijo, a quienes hemos visto hace apenas unos días en muy buena sintonía disfrutando de una de sus grandes pasiones, el fútbol, en un encuentro del Mónaco, al que animaron con gran entusiasmo.

Louis Ducruet se prepara para su boda. (Getty)
Louis Ducruet se prepara para su boda. (Getty)

Seguramente en estos meses previos a la boda, Estefanía de Mónaco tendrá muy presente la suya, que se celebró el 1 de julio de 1995, en el Ayuntamiento de Montecarlo, un enlace civil sin fotógrafos, sin boato y casi sin glamour. Poco más que un trámite protocolario. Seguro que lo que tiene pensado para su hijo está a años luz de lo sucedido aquel día, cuando ya era madre de dos hijos y un año antes de que su historia de amor se terminara de forma abrupta.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios