Logo El Confidencial
continúa su tour por oceanía

El gesto de Meghan Markle que ha conquistado a todos en Nueva Zelanda

La mujer del príncipe Harry, encantadora y espontánea, practicó el tradicional saludo maorí a su llegada al país, donde está cautivando a todos

Foto:  Meghan Markle, a su llegada a Wellington. (Reuters)
Meghan Markle, a su llegada a Wellington. (Reuters)

El tour, porque no se puede calificar de otra manera a este intenso viaje del príncipe Harry y Meghan Markle por los países de la Commonwealth, está siendo todo un éxito. Y el embarazo de la duquesa de Sussex está sirviendo para dar riqueza a las crónicas que, de otra manera, hubieran sido casi una enumeración de actos protocolarios.

Así que nosotros encantados de que la nuera del príncipe Carlos esté colmando nuestras expectativas, como lo ha hecho en Nueva Zelanda, donde también ha dejado su impronta. Ávidos de imágenes que den un valor añadido, la que fuera protagonista de la serie 'Suits' ha propiciado esta, que ha sido muy aplaudida y ha dado la vuelta al mundo.

[LEE MÁS: Meghan Markle en Tonga: un peinado llamativo y un pequeño susto en el avión]

Meghan y Harry, durante la ceremonia de bienvenida. (Reuters)
Meghan y Harry, durante la ceremonia de bienvenida. (Reuters)

A su llegada a Nueva Zelanda, nada más desembarcar del avión fueron recibidos por la primera ministra, Jacinda Ardern (que pidió disculpas, como si ella tuviera la culpa, por los fuertes vientos), y el alcade de Wellington, felices de ejercer de anfitriones.

Meghan, durante su discurso. (Reuters)
Meghan, durante su discurso. (Reuters)

Los Sussex fueron trasladados en un Mercedes plateado, con una matrícula en la que se leía 'ROYAL1', hasta la Casa del Gobierno, donde fueron objeto de un recibimiento tradicional, con bailes y los inevitables discursos (para eso están de viaje, para estrechar lazos diplomáticos), entre ellos el de Meghan, que dio particular relevancia al 125 aniversario del sufragio femenino en el país. Por cierto, que detrás de ella, para dar muestra del predicamento que allí sigue teniendo, se encontraba un impresionante retrato de la reina Isabel II, con quien siempre la hemos visto en muy buena sintonía.

Posteriormente llegó uno de los momentos más vistosos del día, un grupo de guerreros maoríes, que desplegaron unas espectaculares danzas. Y es precisamente, con ellos, los miembros de esta etnia polinésica que habitaba el país antes de la llegada de los europeos, con quien tiene que ver la imagen a la que hacemos referencia...

Meghan y Harry, durante la recepción. (Reuters)
Meghan y Harry, durante la recepción. (Reuters)

La foto, que ya habéis podido ver al principio del artículo, tiene que ver con una costumbre muy arraigada en el país: Meghan practicó el tradicional 'hongi', la manera de saludar de los maoríes, presionando la frente y la nariz al mismo tiempo. Un gesto que repitió, para regocijo de todos, con diversas personas (y que le salió tan bien porque ya lo había ensayado previamente).

En cuanto a sus estilismos, diremos que estaba estupenda con un abrigo de Karen Walker, un vestido negro de Asos y unos zapatos de Sarah Flint. Para la recepción optó por un vestido de la diseñadora Gabriela Hearst, una creadora feminista establecida en Nueva York, por lo tanto, una elección muy adecuada para su speach sobre las sufragistas de Nueva Zelanda.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios