Logo El Confidencial
NUEVO LIBRO DE Stéphane Bern

El Peñafiel francés recrea los 32 cuentos de hadas de la realeza (Letizia incluida )

El cronista real francés por excelencia narra en 'Érase una vez, príncipes y princesas' 32 historias de pasión sobre miembros de la realeza. No apto para republicanos

Foto: Máxima y Guillermo de Holanda el día de su boda. (Getty)
Máxima y Guillermo de Holanda el día de su boda. (Getty)

El cronista de casas reales Stéphane Bern acaba de publicar el libro ‘Il était une fois, les princes et les princesses’ ('Érase una vez, príncipes y princesas'). Un volumen ilustrado que a modo de diario de viaje recoge 32 historias sobre las familias reales europeas, en ejercicio y en banquillo. Una puerta, de difícil acceso para el común de los mortales, a un mundo que tiene sus propias reglas y códigos. No apto para republicanos.

Sus páginas no solo albergan los cuentos de hadas protagonizados por miembros del Gotha tan populares como el rey Felipe VI, el príncipe George de Inglaterra, el gran duque de Luxemburgo, el polémico Victor Emmanuel de Saboya (hijo del último rey de Italia), Máxima de Holanda o la también simpática reina Margarita II de Dinamarca.

Letizia, con fama de abrupta

Una especie de catálogo o nomenclatura que dibujaría el retrato de princesas y príncipes, reinas y reyes europeos, reinantes o no. "Hasta la fecha, no ha habido ningún álbum ilustrado de casas reales europeas parecido a un cómic, lo que por tanto es propicio para llegar a un mayor número de lectores”, destaca Stéphane Bern.

Uno de sus miembros favoritos de la realeza es Kate Middleton, sobre la que ha dicho: “Anteriormente, por supuesto, uno se casaba con gente de su propio entorno, era la regla de oro de los matrimonios reales. Hoy no, los príncipes sueñan casarse con pastoras y todavía hay pastoras que sueñan casarse con príncipes. Esto hace grandes princesas. Pienso en Kate Middleton. Es perfecta, más que perfecta. Cumple perfectamente su papel de duquesa de Cambridge. Admiro lo que hace”.

 La duquesa de Cambrige, en una foto de Getty.
La duquesa de Cambrige, en una foto de Getty.

Con la reina Letizia, también plebeya de nacimiento, no es tan generoso. La reina Letizia tiene reputación de ser muy abrupta, tiene mucho carácter”. Sobre el encontronazo en Palma entre la asturiana y su suegra, la reina Sofía, dijo: “Las tensiones probablemente han existido durante mucho tiempo, ambas son reinas, la reina consorte Letizia, la reina emérita de Sofía. Es una situación complicada”. No parece que la familia real española le interese lo más mínimo como para profundizar en sus perfiles.

El periodista, una especie de Jaime Peñafiel franco-luxemburgués pero de convicciones monárquicas, es famoso en el país galo por sus intervenciones en cine, teatro y televisión. Ha sido cronista real de 'Dynastie', 'Voici', 'Jours de France' y 'Madame Figaro'. A los 18 años ingresó en las filas de Nouvelle Action Royaliste (una asociación política para la restauración monárquica en Francia), de donde fue expulsado en 1999 por escribir en 'Le Figaro' sobre cómo el conde de París había dilapidado su herencia.

Un comic royal

'Érase una vez, príncipes y princesas'.
'Érase una vez, príncipes y princesas'.

Hay sitio para personajes tan desconocidos como Heinrich Donatus de Hesse, el príncipe alemán pretendiente al trono de Finlandia. Bisnieto de Federico Carlos de Hesse-Kassel, el cuñado del emperador Guillermo II de Alemania que fue rey del país escandinavo desde octubre de 1918 hasta diciembre del mismo año.

La derrota alemana en la I Guerra Mundial precipitó su abdicación, mediante una misiva, cuando aún no había pisado el país. También se narra la historia de Carlos de Habsburgo-Lorena y Sajonia-Meiningen, pretendiente a los títulos de archiduque y príncipe imperial de Austria y príncipe real de Hungría y de Bohemia.

Las ilustraciones están realizadas por Alban Guillemois, director de películas animadas, guionista y dibujante de cómics. En su elaboración ha colaborado el historiador y periodista Yvon Bertorello. “Cuando Yvon Bertorello me presentó a Alban Guillemois, el trabajo de este ilustrador me sedujo de inmediato. Lo que no sospechaba entonces es que los dos amigos tenían una idea en sus cabezas: crear un libro ilustrado sobre el Gotha".

Letizia, con fama de abrupta

Una especie de catálogo o nomenclatura que dibujaría el retrato de princesas y príncipes, reinas y reyes europeos, reinantes o no. "Hasta la fecha, no ha habido ningún álbum ilustrado de casas reales europeas parecido a un cómic, lo que por tanto es propicio para llegar a un mayor número de lectores”, destaca Stéphane Bern.

Uno de sus miembros favoritos de la realeza es Kate Middleton, sobre la que ha dicho: “Anteriormente, por supuesto, uno se casaba con gente de su propio entorno, era la regla de oro de los matrimonios reales. Hoy no, los príncipes sueñan casarse con pastoras y todavía hay pastoras que sueñan casarse con príncipes. Esto hace grandes princesas. Pienso en Kate Middleton. Es perfecta, más que perfecta. Cumple perfectamente su papel de duquesa de Cambridge. Admiro lo que hace”.

 La duquesa de Cambrige, en una foto de Getty.
La duquesa de Cambrige, en una foto de Getty.

Con la reina Letizia, también plebeya de nacimiento, no es tan generoso. La reina Letizia tiene reputación de ser muy abrupta, tiene mucho carácter”. Sobre el encontronazo en Palma entre la asturiana y su suegra, la reina Sofía, dijo: “Las tensiones probablemente han existido durante mucho tiempo, ambas son reinas, la reina consorte Letizia, la reina emérita de Sofía. Es una situación complicada”. No parece que la familia real española le interese lo más mínimo como para profundizar en sus perfiles.

El periodista, una especie de Jaime Peñafiel franco-luxemburgués pero de convicciones monárquicas, es famoso en el país galo por sus intervenciones en cine, teatro y televisión. Ha sido cronista real de 'Dynastie', 'Voici', 'Jours de France' y 'Madame Figaro'. A los 18 años ingresó en las filas de Nouvelle Action Royaliste (una asociación política para la restauración monárquica en Francia), de donde fue expulsado en 1999 por escribir en 'Le Figaro' sobre cómo el conde de París había dilapidado su herencia.

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios