Logo El Confidencial
una figura muy relevante

La princesa Haya, la royal jordana eclipsada por Rania que brilla en los Emiratos Árabes

A sus 44 años, la hija del recordado rey Hussein es la segunda mujer de Mohamed bin Rashid Al Maktum, una reconocida amazona y una activa filántropa

Foto:  Haya de Jordania, en una imagen de archivo. (Getty)
Haya de Jordania, en una imagen de archivo. (Getty)

Con una figura con tanta fuerza como la reina Rania, a veces es complicado que la opinión pública repare en otros miembros de la familia real jordana que también tienen una gran trascendencia social.

Hace tan solo unos días reaparecía en nuestro país la emblemática Noor de Jordania, que, un tanto relegada en los medios, acudía al almuerzo privado celebrado en honor de la reina Sofía con motivo de su 80 cumpleaños en el palacio de la Zarzuela, al igual que otro de los iconos del pasado, la iraní Farah Diba, quien, también octogenaria, reside en París, entre brumas de nostalgia.

[RANIA DE JORDANIA: Cómo la moda y la cirugía eclipsan sus facetas más humanas]

Como ya hemos destacado aquí recientemente, la labor filantrópica de la mujer del rey Abdalá ha quedado en los últimos tiempos eclipsada por su fashionismo y por sus comentadísimas operaciones de estética. De igual forma, la princesa Haya de Jordania, que desarrolla una importante labor humanitaria en Emiratos Árabes Unidos (y ocasionalmente en su país de origen), queda diluida entre la pujanza de su hermano y la de su mujer, un icono de estilo internacional.

Haya es la segunda de las dos hijas que el rey Hussein tuvo con su tercera esposa, Alia Touqan, que murió en un accidente aéreo en 1977 cuando la protagonista de este artículo contaba con apenas tres años.

[LEE MÁS: Noor de Jordania, la gran cruzada de la viuda del rey Hussein]

Un acontecimiento fatídico que ha marcado su vida profundamente y que su padre (fallecido a consecuencia de un cáncer el 7 de febrero de 1999, después de haber luchado contra él de forma infructosa en Estados Unidos) intentó paliar de muchas maneras.

Una de ellas regalándole un potro, Daughter of the Wind (Hija del Viento), del que ella misma tuvo que responsabilizarse, lo que también le sirvió para madurar al mismo tiempo que desarrollaba una de sus grandes pasiones: la hípica.

Ver esta publicación en Instagram

لقد كان لي الشرف بتلبية دعوة قداسة البابا فرنسيس بمقابلته في الفاتيكان، وذلك كجزء من زيارة رسمية إلى روما استمرت ليوم واحد. وخلال اجتماعنا، ناقشنا بإيجاز محنة الجياع في العالم، وأطلعته على نجاح المدينة العالمية للخدمات الإنسانية بدبي تحت توجيهات صاحب السمو الشيخ محمد بن راشد آل مكتوم. كما حدثته عن المبادرتين اللتين أطلقهما سموه مؤخراً – الأولى هي "جائزة الشيخ محمد بن راشد للتسامح"، والثانية هي "المعهد الدولي للتسامح" الذي يعدّ الأول من نوعه في العالم العربي. وأنا سعيدة جداً بهذه الفرصة التي أتيحت لي للقاء قداسته I had the honor of being invited to meet His Holiness Pope Francis at the Vatican, as part of a one-day official visit to Rome. During our meeting, we briefly discussed the plight of the world’s hungry, and I briefed Him about the success of Dubai’s International Humanitarian City under the direction of HH Sheikh Mohammed. I also told Him about His Highness’ recently launched initiatives - the first being the Sheikh Mohammed Bin Rashid Award for Tolerance, and the second, the International Institute of Tolerance, the first of its kind in the Arab world. I am incredibly grateful to have had this opportunity.

Una publicación compartida de Haya Bint Al Hussein (@hrhprincesshaya) el

La hermana mayor del actual rey Abdalá, en efecto, alcanzó una gran notoriedad pública como amazona, sobre todo por la estirpe de la que provenía, aunque no por eso debemos minusvalorar sus logros deportivos, ya que defendió los colores de su país en los Juegos Olímpicos de Sídney, en el año 2000. Dos años antes de que saltara la chispa del amor con el que hoy es su marido, el jeque Mohamed bin Rashid al Maktum, emir de Dubái, así como primer ministro y vicepresidente de Emiratos Árabes Unidos.

Su historia de amor

Ya se conocían, pero no fue hasta los World Equestriam Games, que tuvieron lugar en Jerez de la Frontera, en 2002, cuando se enamoraron. Dos años más tarde se casaron en el palacio Al-Baraka de Amán, la capital jordana, una ceremonia que, por supuesto, no se perdieron Abadalá y Rania, apenas unas semanas antes de la gran boda del año en nuestro país, la de Felipe y Letizia.

El marido de Haya de Jordania tiene varias fincas en Extremadura, dedicadas a la cría de caballos, a las que se suelen desplazar en su avión privado, siempre de manera discreta. Son solo la punta del iceberg de la gran fortuna de Mohamed, que algunos calculan en más de 14.000 millones de euros. Además de los equinos, le apasionan el golf (posee algunos de los mejores greens del mundo), los coches de lujo y de gran cilindrada y la poesía.

No podemos pasar por alto a la hora de hablar de la princesa Haya su excelente formación académica, pues a mediados los años 90 se licenció y obtuvo un máster con honores en la Universidad de Oxford, en el Reino Unido, en las disciplinas de Filosofía, Política y Economía. Conocimientos que ha podido aplicar en su labor como Mensajera de la Paz en la ONU desde 2005, así como en otras organizaciones filantrópicas que ha fundado o en las que participa activamente.

En efecto, la princesa es la creadora de Tkiyet Um Ali, la primera ONG en el mundo árabe de ayuda alimentaria, es presidenta de Dubai International Humanitarian City y de Sport and Solidarity, una organización que se dedica a recaudar fondos a través de eventos deportivos y que son utilizados para ayudar a los niños desfavorecidos. Y, por último, debemos destacar que es miembro del Comité Olímpico Internacional. Por cierto que, al igual que a su marido, le encanta acudir a las carreras hípicas de Ascot, cuna de los tocados más estrafalarios del mundo y punto de encuentro de royals y la alta sociedad internacional..

Haya es madre de dos hijos: la jequesa Al Jalilla (su nombre significa 'la majestuosa'), que nació el 2 de diciembre de 2007, y el jeque Zayed, que cumplirá siete años el próximo 7 de diciembre.

La hermana del rey Abdalá tiene estatus de princesa, ya que la jequesa es la primera mujer de su marido, Hind Bint Maktum Bin Juma Al Maktum, con quien se casó en 1979 y con quien ha tenido 12 hijos biológicos (el mayor falleció de un ataque al corazón a los 33 años en 2015, aunque ya había sido desposeído de su condición de heredero por sus escándalos y problemas con las drogas) y 9 adoptivos.

En definitiva, una familia, la de Haya de Jordania y su marido, muy numerosa...

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios