Logo El Confidencial
VISITA DE ESTADO

El hotel cool (y polémico) en el que se alojan Felipe y Letizia en su viaje a Perú

Es un cinco estrellas que acaba de sufrir una remodelación millonaria. Recientemente ha sido objeto de la ira de la afición peruana de fútbol por contaminar, presuntamente, a uno de sus astros

Los Reyes de España están en pleno viaje de Estado a Perú. Tras la jornada maratoniana de ayer, Felipe VI y Letizia tienen hoy una agenda un poco más relajada. Por la tarde (hora española), el Rey asistirá al acto de apertura del Foro Económico Empresarial. Después, la Reina se le unirá para acudir a un acto de carácter social: la presentación del programa Fundades para integración de jóvenes con escasos recursos o afectados por discapacidad motora. Ya de madrugada en España, por la tarde en Lima, los Reyes visitarán el Centro Cultural de España y después habrá una recepción en la embajada de España, donde Sus Majestades podrán charlar con parte del nutrido grupo de españoles que residen actualmente en la capital peruana. Después se irán a descansar al lugar donde se están alojando estos días: el Swissôtel.

[LEA MÁS: La Reina empieza fuerte su viaje a Perú con un vestido nuevo de 2.800 euros]

Está considerado uno de los diez mejores hoteles en Lima, uno de esos hoteles para ver y ser visto. Situado en el exclusivo barrio residencial de San Isidro (junto a Miraflores, de los mejores de Lima), el hotel se ha convertido en uno de los más cool de la ciudad tras afrontar una severa reforma que amplió su número de habitaciones. Pertenece a la cadena hotelera suiza Swissôtel Hotels and Resorts y ofrece todas las comodidades para que los Reyes se encuentren como en casa. Si doña Letizia, tan amante del deporte, quiere practicar en sus ratos de descanso, encontrará en el gimnasio del hotel un equipo de entrenadores personales a su servicio. Si el monarca y su esposa están demasiado cansados para hacer deporte, pueden pasar un rato por el spa cinco estrellas del hotel, que ofrece aromaterapia, masajes y circuitos de hidroterapia.

Los Reyes con Martín Alberto Vizcarra y Maribel Carmen Díaz. (EFE)
Los Reyes con Martín Alberto Vizcarra y Maribel Carmen Díaz. (EFE)

Y todo por un precio que oscila entre los 200 y los 300 dólares la noche. Un dispendio moderado para un hotel de máxima categoría que, sin embargo, ha estado en el centro de la polémica durante buena parte del año. Todo ocurrió después de que la FIFA sancionara al jugador Paolo Guerrero sin jugar durante un año tras dar positivo en un control antidopaje. El futbolista, que es el máximo goleador histórico de la selección peruana, se defendió con un curioso argumento. Según su defensa, el Depredador (así es conocido) se contaminó involuntariamente por un misterioso té de hoja de coca consumido precisamente en el Swissôtel de Lima.

[LEA MÁS. Álbum: todas las imágenes de los Reyes en su visita de Estado]

La selección peruana pasó una concentración en el hotel antes de una de las eliminatorias para la Copa Mundial de Fútbol y ahí fue donde, según el jugador, tomó (sin querer) la sustancia prohibida. Además, cuando la defensa del jugador requirió la ayuda de la cadena hotelera para conseguir las pruebas que sustentaran su argumento, el establecimiento se negó. "En el hotel la jarra ya tiene un filtrante de mate de coca, que en Perú es muy común tomar. Ya tenía la jarra, pero después la dejan y no la lavan, ven que está vacía, y luego ahí mismo me sirven otro té, entonces se contaminó", explicó Paolo Guerrero en una entrevista posterior.

Según el jugador, "el hotel fue un factor importante que me perjudicó. Cuando yo vine aquí a Perú a buscar las evidencias de cómo se había causado todo esto, el Swissôtel me dio la espalda. No me apoyó en ningún momento [...] Al mozo lo amenazaron para que no hable. En el hotel no nos permitieron hablar con él".

[LEA MÁS: El extraño viaje de Letizia a Perú]

El Swissôtel, por su parte, envió un comunicado en el que se defendió de las acusaciones del jugador. En él afirmaba que los alimentos proporcionados a los jugadores dentro del área restringida eran supervisados por la Federación Peruana de Fútbol. Sin embargo, el establecimiento sufrió la ira de la afición peruana. Algunos ciudadanos convocaron marchas frente al edificio e inundaron de críticas y comentarios negativos las redes.

Sin duda, el que los Reyes de España hayan elegido este establecimiento para pasar sus días en Lima hará olvidar el mal trago anterior.

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios