Logo El Confidencial
visita de estado de francia a bélgica

Cena de gala en Bélgica: la poca originalidad de Brigitte Macron y la elegancia de Matilde

Ellos con frac y ellas con vestidos largos. No faltaron condecoraciones, joyas ni boato en una noche para estrechar vínculos entre ambos países

Foto: Cena de Estado en Bélgica. (Getty Images)
Cena de Estado en Bélgica. (Getty Images)

El matrimonio Macron se encuentra realizando una visita de Estado a Bélgica cuyo plato fuerte tuvo lugar la noche de esta lunes con una cena de gala. El palacio de Laeken, residencia de Felipe y Matilde, se engalanó especialmente para la ocasión y también lo hicieron los potagonistas de la velada. Ellos con frac y ellas con vestidos largos. No faltaron condecoraciones, joyas ni boato en una noche para estrechar vínculos entre ambos países.

[LEER MÁS: Así ha sido el descafeinado 'duelo de estilo' entre Matilde de Bélgica y Brigitte Macron]

Una vez más, las damas volvieron a acaparar la atención con sus estilismos, y no es que solo nos fijemos en ellas, es que comentar un traje negro es bastante aburrido. La dulce Matilde dio una lección de elegancia con un vestido que le sentaba como un guante. Se trata de un nuevo diseño de Armani Privé con escote corazón, hombros al aire, manga larga y silueta entallada confeccionado en terciopelo burdeos, pura tendencia esta temporada, y que además quedaba genial con el rojo de la banda francesa de la orden de la Legión de Honor, la misma que Macron le concedió al rey Felipe.

Los Macron y los reyes de Bélgica. (Getty)
Los Macron y los reyes de Bélgica. (Getty)

Matilde coronó su cabeza con la tiara del Imperio Belga, la pieza más importante del joyero real reservada solo a las reinas. Fue un regalo de los ciudadanos belgas a la princesa Astrid de Suecia con motivo de su boda con el rey Leopoldo III de Bélgica. La diadema es una 'bandeau' de diamantes de la que sobresalen once puntas (que se pueden poner o quitar, en esta ocasión Matilde la lucía sin las puntas) que representan las provincias de Bélgica, el Congo y la ciudad de Bruselas. También lucía unos pendientes de diamantes que pertenecieron a la reina Fabiola.

Por su parte, Brigitte Macron se decantó por un vestido negro con el que demostró que ella apuesta por lo seguro y no va sobrada de originalidad. ¿El motivo? El diseño, con cuello y cintura joya firmado por Louis Vuitton, su maison de cabecera, también lo tiene en rojo. Lo lució concretamente en China en enero de este mismo año en una cena en el Ullens Chinese Contemporary Art Centre de Pekín. Una opción sencilla y sobria, pero un tanto aburrida.

Durante la cena. (Cordon Press)
Durante la cena. (Cordon Press)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios