Logo El Confidencial
familia real británica

El día que Meghan Markle hizo llorar a Kate Middleton tras una discusión

El motivo de esa supuesta discusión fue nada más y nada menos que el vestido que Charlotte tenía que llevar como dama de honor de la boda de la exactriz

Foto: La duquesa de Cambridge y Meghan Markle. (Limited Pictures)
La duquesa de Cambridge y Meghan Markle. (Limited Pictures)

Como ya avanzábamos hace una semana en el tema 'Algo pasa con Meghan', se ha abierto la veda contra la duquesa de Sussex. Los medios británicos le han dado exactamente un año de tregua desde que se anunció su compromiso oficial, pero ahora ya se ha terminado. El hecho de que Harry y su mujer hayan decidido mudarse a Frogmore House, en Windsor, dejando de ser vecinos en Kensington Palace de los Cambridge, ha destapado la caja de Pandora. ¿Adiós a los Fab Four?

Las informaciones de que Meghan Markle y Kate Middleton no se llevan bien se suceden día a día y cada medio intenta poner su granito de arena sobre esta mala relación de la que ya sospechábamos hace tiempo. Ahora ha sido el diario 'DailyTelegraph' el que ha relatado un incidente entre las dos duquesas antes de la boda de la exactriz por el que Kate Middleton terminó llorando.

 Los Fab Four en Westminster. (Getty)
Los Fab Four en Westminster. (Getty)

El motivo de esa supuesta discusión fue nada más y nada menos que el vestido de Charlotte. La pequeña princesa fue una de las elegidas para formar parte del cortejo nupcial. Su tía Meghan eligió para ella y el resto de damitas unos vestidos de Givenchy, a juego con el suyo. Dicen que fue durante la prueba de dichas prendas cuando las dos cuñadas protagonizaron ese altercado que terminó con las lágrimas de la duquesa de Cambridge.

"Kate acababa de dar a luz al príncipe Louis y estaba bastante sensible", aseguran, como excusa, las fuentas consultadas por el mencionado periódico. De ser ciertas las informaciones, lo que está claro es que la organización de la boda llevó a que Meghan tuviera problemas con varios miembros de su familia política. Y es que cabe recordar el episodio que vivió con la reina cuando le tocaba elegir tiara nupcial.

La ahora duquesa acudió a Buckingham con su futuro marido para la elección de tan importante joya y lo tuvo claro desde el principio: quería combinar su vestido de Givenchy con una tiara de esmeraldas. Sin embargo, la soberana se negó a prestarle dicha diadema, ya que según dicen la consideraba demasiado para una boda. Haciendo caso a lo que él mismo dijo, "what Meghan wants, she gets" (todo lo que quiere Meghan lo tiene), el príncipe Harry se enfrentó a su abuela, que terminó muy disgustada. Finalmente, Meghan tuvo que conformarse con la bandeau de la reina Mary, pero la relación con la reina ya nunca volvió a ser la misma.

Cabe recordar también el bajo perfil por el que optó Kate en la boda de sus cuñados. Con un abrigo de Alexander McQueen casi calcado a otro que había lucido y todo el rato pendiente de sus hijos, sin sonreír apenas. Su comportamiento contrasta con el que le vimos en el enlace de Eugenia de York y Jack Brooksbank, donde estuvo sonriendo y haciendo manitas con Guillermo.

 La duquesa de Cambridge durante la boda de los Sussex. (Getty)
La duquesa de Cambridge durante la boda de los Sussex. (Getty)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios