Logo El Confidencial
visita de estado de china

Letizia no consigue eclipsar a Begoña Gómez ni con las mejores joyas

La Reina, que sacó la artillería pesada del joyero real, no fue capaz de vencer a Begoña en su noche de estreno en una cena de gala en el Palacio Real

Foto: Pedro Sánchez y Begoña Gómez. (Limited Pictures)
Pedro Sánchez y Begoña Gómez. (Limited Pictures)

Begoña Gómez lo dio todo la noche de este miércoles durante la cena de gala ofrecida por los Reyes en el Palacio Real en honor del presidente de China, Xi Jinping, quien realizó una visita de Estado de dos días a nuestro país acompañado por su esposa, la soprano Peng Liyuan. Una noche para el recuerdo en el que la ‘primera dama’ se estrenaba en una velada de estas características -como mujer del presidente- y para la que puso toda la carne en el asador.

Sin duda, su elección para esta cita fue una de las más esperadas en las horas antes del arranque y también una de las más comentadas nada más salir las primeras imágenes del besamanos. Begoña eligió un look con el que definitivamente le robó todo el protagonismo a Letizia (la auténtica primera dama, por otro lado). No importó que la Reina se enjoyara de piezas a cabeza. Ni estrenando tiara (la Rusa) consiguió frenar que todas las miradas se dirigieran hacia la esposa de Pedro Sánchez.

[LEER MÁS: La reina Letizia estrena la tiara Rusa, la única del joyero real que le quedaba por lucir]

El look de Begoña Gómez. (Limited Pictures)
El look de Begoña Gómez. (Limited Pictures)

No nos extraña que así fuera. Gómez se decantó por un diseño muy original de terciopelo rojo en el que los detalles marcaron la diferencia. El primero, el diseñador: el asturiano Marcos Luengo (siempre se decanta por marcas españolas) fue el elegido para esta noche en un claro guiño a la Reina. Un diseñador de renombre que la hizo deslumbrar en su gran noche.

El segundo, los colores del vestido: en esta ocasión el homenaje iba dirigido a los invitados de honor de la noche, el presidente de la República Popular China y su mujer. El diseño en cuestión, cubierto de flores bordadas, estaba elaborado en terciopelo rojo oscuro con detalles en dorado, los colores de la bandera china.

El tercero, y no por ello menos importante, el corte del vestido volvió a reivindicar su posición como una de las mujeres mejor vestidas del panorama patrio. Con escote por delante y por detrás y el brillo suficiente para no llevar grandes joyas, sin duda la encumbraron como la nueva ‘reina roja’ definitivamente.

Como decíamos, la Reina no consiguió brillar al lado de quien dicen que intenta robarle el papel. Y eso que sacó la artillería pesada. Estrenó la diadema Rusa, la única del joyero real que no había lucido todavía. Pero eso no fue todo. La esposa de Felipe VI valía su peso en quilates. Aparte de la imponente tiara, llevaba los pendientes de chatones y las pulseras gemelas, piezas del lote de pasar, además de un broche en forma de flor de lis de su tiara Princesa.

Los Reyes con el matrimonio chino. (Limited Pictures)
Los Reyes con el matrimonio chino. (Limited Pictures)

Quizás el problema del look de doña Letizia estaba en el vestido de terciopelo de Felipe Varela, que ya vimos en la visita de Estado del presidente de Argentina en febrero de 2017 cuando estrenó la tiara de la Flor de Lis. O simplemente el motivo de ese gran interés por Begoña se debe a que ella es la novedad y todos querían ver si conseguía estar a la altura de las circunstancias, algo que, por otro lado, quedó claro con su favorecedora elección.

Una tensa relación

"No hay comparaciones con la reina Letizia. La relación es estupenda", aseguraba Begoña Gómez a 'LOC' después de la polémica surgida en las últimas semanas. Son muchos los que han acusado a la 'primera dama' de querer ocupar el puesto de doña Letizia en la agenda internacional. Primero fue en París, para la celebración del centenario del armisticio de la I Guerra Mundial. Felipe VI acudió solo, mientras que el presidente lo hizo acompañado por su esposa.

Durante la cena. (EFE)
Durante la cena. (EFE)

Justo después de la visita a París, los Reyes realizaron una visita de Estado a Perú, después de la cual Felipe VI puso rumbo en solitario a Guatemala para participar allí en la Cumbre Iberoamericana. De nuevo, Pedro Sánchez hizo acto de presencia, y no solo, sino acompañado por Begoña, que volvió a acaparar la atención de los medios de comunicación.

El último episodio tuvo como escenario Cuba. Estaba previsto que fueran los Reyes quienes se desplazaran hasta La Habana, pero finalmente fue Pedro Sánchez y no el Rey quien se vio con las autoridades cubanas. Eso, a pesar de que durante su etapa como Príncipe de Asturias, don Felipe fue una valiosa arma en las relaciones con Iberoamérica. Y cómo no, Pedro no estaba solo. Le acompañó Begoña, quien se ha convertido en su sombra.

[LEER MÁS. Begoña Gómez en La Habana: los cinco errores de estilo que cometió]

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
62 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios