Logo El Confidencial
familia real holandesa

Amalia de Holanda cumple 15: la foto que nos la muestra más sofisticada que nunca

La heredera holandesa sopla las velas en el que ha sido, teniendo en cuenta los anteriores, un año apacible para la princesa. Así es la todavía desconocida vida privada de la hija de Máxima

Foto:  Amalia de Holanda. (Foto  © RVD - Erwin Olaf)
Amalia de Holanda. (Foto © RVD - Erwin Olaf)

Amalia de Orange cumple 15 años estel 7 de diciembre y tendrá, suponemos, su merecida celebración de cumpleaños adolescente en el palacio Huis ten Bosch de La Haya. Un festejo que, casi con total seguridad, se mantendrá al margen de los medios, ya que, por deseo expreso de sus padres, el rey Guillermo Alejandro y Máxima de Holanda, su agenda pública es todavía muy limitada y lo será hasta que cumpla 18 años, es decir, hasta 2021. A partir de ahí el pueblo holandés tendrá la oportunidad de conocer más a fondo a la que es su heredera, la primera en la línea de sucesión al trono. Una heredera bastante novicia, que, de hecho, fue la más joven de Europa hasta 2014, cuando la princesa Leonor la destronó con tan solo ocho años por aquel entonces, cuando don Juan Carlos abdicó en Felipe VI.

En cualquier caso, la Casa Real ha distribuido una imagen en la que la vemos con un vestido azul, un color que en su país han identificado con la unidad. Ligeramente maquillada, con el pelo suelto peinado en suaves ondas, la vemos un poco más sofisticada de lo que estamos acostumbrados a verla, con actitud seria, pero relajada.

[LEER MÁS: La muñeca de la princesa Amalia que horroriza a los holandeses]

La vida de Amalia es, a grandes rasgos, todavía desconocida para la prensa del papel cuché neerlandés que, sin embargo, no duda en frotarse las manos cada vez que la joven aparece en público. El interés mediático sobre la joven ya le ha traído problemas a la hija de Máxima que, siendo una niña, ya ha sido criticada por su talla y su peso en los medios del ramo.

La princesa, a la izquierda, posa junto a sus padres y hermanas, Alexia y Ariane. (Getty)
La princesa, a la izquierda, posa junto a sus padres y hermanas, Alexia y Ariane. (Getty)

Una desagradable tesitura en que se ha visto ya en varias ocasiones. La primera en el enlace griego en 2017 de Filippos Lemos y Marianna Goulandris, donde la joven acaparó titulares días después del enlace a causa de su físico, el cual había cambiado, como es normal, al entrar en su etapa adolescente. Twitter la convirtió en hashtag y medios alemanes como 'Bunte' y 'Telegraaf' escribieron sobre ello. Fue en este último periódico donde una periodista holandesa llegó a publicar una carta en defensa de la princesa.

No suficiente con esto, también ha sido víctima en diversas ocasiones de bulos tales como un presunto traslado inmediato a un colegio en China o la gran última polémica a la que la heredera vive ajena: su primer gran amor. Un supuesto noviazgo que la prensa nacional hacía correr como la pólvora el pasado mes de octubre y del que incluso se adelantaban detalles. El joven, proveniente de su prestigioso colegio Sorghvliet, habría mantenido, supuestamente, durante seis meses una efímera relación con la heredera, que finalmente veía cómo su primer romance hacía aguas.

Un estilo que cuida su madre, Máxima

Respecto al asunto estético, la zagala no tiene que preocuparse por ahora, ya que tiene detrás el intenso asesoramiento de una de las reinas mejor vestidas de Europa, su madre Máxima. La misma que se ha encargado hasta ahora de sus detallados estilismos, firmados desde la marca fetiche de la reina, Natan, hasta el low cost patrio de Zara, que también abunda en el armario de Amalia. Es decir, la estela de su progenitora le pone fácil el camino futuro hacia la lista de las royals mejor vestidas. Pero para esto aún es pronto, habrá que esperar a que la Orange también desempolve su gusto propio.

La princesa anima un partido de hockey. (Getty)
La princesa anima un partido de hockey. (Getty)

Evidente seguidora de los deportes, en especial del hockey sobre hielo, se encuentra cursando el que es su cuarto curso de bachillerato, o Gymnasium, como es conocido en el país nórdico. Por el momento se desconoce el rumbo universitario de la menor, el cual podría ser brillante gracias a sus altas capacidades. Por su inteligencia, ha podido adelantarse un curso escolar y puede jugar al hockey, hacer ballet, tocar el violín o practicar judo. Asimismo, es sabido que para mantener una vida lo más terrenal posible, se desplaza en bicicleta al instituto, que se encuentra a 10 kilómetros de su casa, rodeada de sus escoltas, eso sí. Una costumbre que también llevó a cabo su padre, que acudió al mismo colegio, uno de los más valorados y elitistas de la región.

[LEER MÁS: Máxima de Holanda se reencuentra con su madre en el que es el peor año de su vida]

Por ahora le queda una tregua mediática de tres años, que se romperá cuando alcance la mayoría de edad y tenga que hacer frente a otra polémica de la que ya se habla en Holanda: el sueldo de 1,5 millones de euros que el Estado le asignará por ese entonces. Situación que no gusta demasiado a un pueblo que, en líneas generales, valora positivamente a la monarquía que yace en su tierra sin grandes contratiempos públicos.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios