Logo El Confidencial
siempre sonriente

Errores y aciertos del último look de la reina Máxima de Holanda

La monarca escoge de nuevo la seda salvaje, calificada de trasnochada por los expertos. Pero el vestido es amarillo, tendencia este año, y usa unos complementos que corrigen

Foto: La reina Máxima de Holanda luce un vestido amarillo de seda salvaje. (Cordon Press)
La reina Máxima de Holanda luce un vestido amarillo de seda salvaje. (Cordon Press)

No es doña Letizia la única reina europea que da que hablar sobre su imagen cada vez que aparece en público. Máxima de Holanda es otra de las mujeres que llenan párrafos y páginas con los looks que lucen. Y esta vez ha vuelto a poner en cuestión su gusto al escoger un look algo anticuado. Los expertos han criticado su elección, un vestido de seda salvaje, calificada incluso de “trasnochada” por la revista 'Trendencias'.

Los errores y aciertos de la reina de la Casa Orange son detallados cada vez que acude a un acto público. El último, en Róterdam en la botadura de un barco que ha sido bautizado con el nombre de su hija Amalia y que ella ha amadrinado. Pues según la citada publicación, la reina ha logrado que “los complementos juegan a favor y no en contra, algo que hace que su look sea bastante mejor que el anterior”.

Repite modelo

¿Cómo iba vestida la reina? Pues llevaba un vestido amarillo, que es tendencia rabiosa (sin darle las connotaciones políticas que tendría en Cataluña, claro). Pero el vestido está confeccionado con seda salvaje, una tela muy de moda en los 90 que ha pasado a mejor gloria. “Trasnochada”, decíamos, es el calificativo que le han dedicado. El vestido, añadimos nosotros, lleva un floripondio en un hombro que le da un toque ochentero muy poco favorecedor. No es la primera vez que la reina holandesa luce este vestido, ya lo hizo en su viaje oficial a Luxemburgo en primavera. Pero en aquel momento, quizás porque el clima era otro, nadie criticó su look sino que fue alabado.

Lo ha arreglado todo, sin duda, al combinar el vestido anticuado con una chaqueta de corte recto, casi masculino, de cuadros pata de gallo, de color marrón verdoso que le daba un toque actual. Los zapatos han sido una buena elección, de ante y color mostaza, y el abrigo es perfecto, cierto.

La reina Máxima de Holanda lue un vestido amarillo de seda salvaje. (Cordon Press)
La reina Máxima de Holanda lue un vestido amarillo de seda salvaje. (Cordon Press)

Pero combinar ese look con un sombrero de ala ancha de color verde-beis tampoco ha sido la mejor elección. Y todo rematado con unos pendientes de grandes perlas y filigranas de oro que la envejecían. No está siendo el mejor momento de Máxima en cuanto a imagen se refiere.

Esta semana apareció con otro vestido de seda salvaje que hizo que muchos se llevaran las manos a la cabeza. Así lo definían en 'Trendencias': “Pudimos verla inaugurando la nueva sede sostenible de la lotería benéfica en Ámsterdam con un look de lo más trasnochado, de unas de sus firmas preferidas y con uno de los tejidos que más pereza dan”.

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios