Logo El Confidencial
familia real británica

La sorprendente razón por la que Lady Di compraba revistas sexuales

Un nuevo detalle acerca de la malparada princesa sale a la luz a través de un documental protagonizado por su exmayordomo. Él es el encargado de contar esta inusual manía

Foto: Diana de Gales en una foto de archivo. (Cordon Press)
Diana de Gales en una foto de archivo. (Cordon Press)

Dos décadas después de su trágica muerte, cualquier dato relacionado con Diana de Gales continúa suscitando un extraordinario interés. Razón por la cual muchos de los que rodearon a la exesposa de Carlos de Inglaterra todavía continúan destripando a la apodada ‘princesa del pueblo’. El último en montarse en este tren y sacar unas monedas a costa de su cercanía con ella ha sido su exmayordomo, Paul Burrell, que detalla la extraña lista de la compra que la princesa le encargaba en un documental disponible en Amazon Prime titulado 'Serving the Royals: Inside the Firm'.

[LEER MÁS. Carlos I, el Cruel: los mordaces comentarios del príncipe para humillar a Lady Di]

A lo largo de la cinta se desvelan intimidades de la siempre rentable royal, como el trato que esta tenía con Burrell, quien asegura que siempre fue correcta y amable con él. Aunque también se va de la lengua y revela otros asuntos, como esta extraña confesión: “Diana me solía pedir que comprara revistas de calificación X para sus hijos. Su intención era que tanto Guillermo como Harry aprendieran de las mujeres. Solía pensar que sería bueno para ellos que observaran a otras damas”.

Diana con sus hijos. (Cordon Press)
Diana con sus hijos. (Cordon Press)

Por aquel entonces, a mediados de los noventa, los príncipes comenzaban a adentrarse en la complicada etapa de la adolescencia, tiempo confuso en el que su madre, a través de un acto progresista y moderno, intentó arrojarles algo de luz a su manera. “Lady Di quería que sus hijos crecieran con una buena visión del sexo opuesto, por lo que normalmente me encargaba que fuera al kiosco de prensa e hiciera este tipo de compras”. La entonces nuera de Isabel II debió pensar que sus hijos también tenían derecho a experimentar con su sexualidad, circunstancia que, como es evidente, se les complicaba debido a su condición real. De ser cierta, esta anécdota corroboraría la personalidad amena, abierta y ‘traviesa’ de Diana, características que la forjaron cercana y querida dentro y fuera de las fronteras británicas.

No cabe duda de que sus vástagos eran el verdadero amor de su vida. Como se pudo compronar en su momento, su tarea principal siempre fue la de prepararlos hasta el más mínimo detalle para una vida poco común que los mantendría constantemente en el ojo público. Y si para la educación de ambos tenía que utilizar alguna que otra herramienta poco refinada, así lo hacía.

Diana y Harry en una foto de archivo. (Cordon Press)
Diana y Harry en una foto de archivo. (Cordon Press)

[LEER MÁS: El curioso secreto que ocultaban las fotos oficiales de Lady Di y Carlos de Inglaterra]

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios