Logo El Confidencial
tensión en los windsor

Meghan y Harry reciben un trato muy distinto a Kate y Guillermo esta Navidad

Las polémicas en torno a los duques de Cambridge y los de Sussex continúan... El día de Navidad no dormirán bajo el mismo techo

Foto:  Los duques de Sussex y los de Cambridge. (Reuters)
Los duques de Sussex y los de Cambridge. (Reuters)

La prensa inglesa sigue desmenuzando día tras día la trastienda de la relación entre los duques de Cambridge y los de Sussex. Y a juzgar por los acontecimientos, las cosas no terminan de arreglarse. Mañana 24 de diciembre, la reina Isabel II va a tener más de treinta invitados en Sandringham, pero el edificio principal no tiene espacio para tanta gente, así que ha tenido que hacer algunos arreglos logísticos para que encajen todos.

En años anteriores, los más jóvenes de los Windsor se habían quedado a dormir incluso en algunas de las habitaciones del servicio, mientras que otros habían pernoctado en otras edificaciones menores en Norfolk, Así que la pregunta que surge ahora es: ¿Qué va a pasar con Harry y Meghan, Guillermo y Kate? Lo ideal hubiera sido que los cuatro se hubieran quedado en Anmer Hall, de la que son inquilinos los Cambridge, habida cuenta de está a unos tres kilómetros de Sandringham y que tiene diez habitaciones y hubiera sido la ocasión perfecta para limar asperezas. Si es que realmente las hay, porque, como es lógico, no es de esperar que se pronuncien púbicamente sobre ello.

La reina Isabel II. (Reuters9
La reina Isabel II. (Reuters9

Pues no va a ser así, según The Mail on Sunday, que asegura que los Sussex se quedarán en Sandringham con el resto de invitados, 'como en una lata de sardinas', en palabras del mencionado medio. En efecto, hubiera sido un buen gesto que los cuatro pernoctaran en una casa en la que la familia Windsor se gastó casi dos millones de euros en remodelar para que se acomodara al hijo del príncipe de Gales y su mujer.

[LEE MÁS: Verdades y mentiras sobre las prohibiciones de Meghan a Harry]

En cualquier caso, esta decisión da más gasolina a quienes piensan que las cuñadas, que provienen de dos mundos completamente distintos, no acaban de entenderse. Un experto en realeza manifiesta que si el año pasado sí estuvieron los cuatro juntos en Anmer Hall fue porque invitar a los duques de Sussex a dormir en Sandringham hubiera sido romper demasiado el protocolo, ya que aún no estaban casados. Ahora ya no hay excusas.

Continuará...

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios