Logo El Confidencial
familia real británica

El 'bluf' de Meghan Markle: de los vaqueros 'veganos' a acompañar a Harry a cazar

La duquesa, una defensora acérrima de los derechos animales, se ha adaptado a la tradición familiar y ha optado por hacer un esfuerzo e integrarse en su familia política

Foto: Los duques de Sussex durante esta Navidad. (Getty)
Los duques de Sussex durante esta Navidad. (Getty)

Las Navidades parecen haber ablandado a Meghan Markle, última integrante de los Windsor que ha optado por no generar más polémica a su alrededor y acompañar a su esposo, el príncipe Harry, durante uno de sus mayores hobbies: la caza. La exactriz no casaba demasiado con esta práctica, al menos antes de su vida royal, cuando se erigía como una firme defensora de los derechos de los animales. Ahora, parece que estos principios pueden ser algo más flexibles de lo que muchos fans esperaban de ella, pues al final Meghan se ha quedado en un laxo ‘azote’ de las modernas costumbres que prometían renovar la vetusta institución de Isabel II. Lo de la duquesa de Sussex se ha quedado, como se diría popularmente, en una actitud ‘de boquilla’.

[LEER MÁS: "Ya casi llega", Meghan Markle podría dar a luz mucho antes de lo previsto]

Este debate ‘moral’ que se libra en el fuero interno de la americana ya traía cola, hasta el punto de que fuentes internas de palacio aseguraron a principios de mes que Harry se habría retirado este año de la tradicional caza y del almuerzo posterior que se organiza a la jornada de tiro en aras de complacer a su esposa. La comida finalmente tuvo lugar en Wood Farm y Markle acudió en compañía del príncipe. Harry, como impone la costumbre, se despertó a primera hora para tomar un fuerte desayuno y lanzarse a los campos de Sandrigham, donde ya ha demostrado tener dotes con la escopeta.

Isabel II durante una tarde de caza en Sandringham en 1984. (Cordon Press)
Isabel II durante una tarde de caza en Sandringham en 1984. (Cordon Press)

En este almuerzo Markle volvió a coincidir con su cuñada, Kate Middleton, con quien ha intentado limar asperezas durante estos días familiares. Poco después de la comida, las duquesas se marcharon a tomar el té con la reina y el duque de Edimburgo, para más tarde tomar rumbos separados y marcharse a ver a sus respectivas familias. En el caso de la exactriz, no se sabe si finalmente podrá ver durante estas fechas a su madre, Doria Ragland, que ha sido fotografiada estos días en Los Ángeles. Kate y su familia pasarán unos días en la residencia de los Middleton en Berkshire.

Kate y Meghan, más cerca una de la otra estas fiestas. (Getty)
Kate y Meghan, más cerca una de la otra estas fiestas. (Getty)

Harry es en realidad un avezado cazador. Practica desde los 12 años, cuando el príncipe Carlos empezó a inculcarle esta tradición familiar. La idea de que Markle le hubiera 'prohibido' acudir a dicha cita no era descabellada, puesto que tiempo atrás la estadounidense se encargó de publicitar un par de pantalones hechos de ‘cuero vegano’. Durante aquella etapa hollywoodense, la duquesa se definió en redes sociales como “una amante de los animales con principios”. Una simpatía animal que la emparenta con Diana de Gales, quien tampoco era partícipe del tiro, pero que, en un acto de respeto, también cedió ante Carlos y su suegra, la reina. Ahora la historia parecer repetirse veinte años después.

[LEER MÁS: Meghan Markle recurre a la Mano de Fátima para protegerse del mal de ojo]

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios