Logo El Confidencial
familia real británica

Meghan Markle recurre a la Mano de Fátima para protegerse del mal de ojo

El último accesorio de la duquesa nos ha sorprendido a la par que enamorado. Un discreto detalle que nos hace preguntarnos: ¿de qué se resguarda la esposa del príncipe Harry?

Foto: Meghan Markle en una foto de archivo. (Getty)
Meghan Markle en una foto de archivo. (Getty)

Corren tiempos difíciles para Meghan Markle, integrante royal que ha demostrado ser agorera y querer protegerse de ciertas energías negativas a través de un discreto amuleto que lucía hace unos días. Dicho ‘protector’ era un anillo de oro que sacaba a pasear durante su visita al centro Brinsworth House de Twickenham, institución donde se reúnen actores y artistas ya jubilados de la industria. Todo un guiño a su pasado como intérprete que aderezaba con el estreno de dicha sortija que, inevitablemente, desataba todo tipo de comentarios. La red no tardaba en reaccionar al denominado 'efecto Markle' y se preguntaba casi al unísono: ¿hay algo de lo que Meghan tenga que protegerse?

[LEER MÁS: El encuentro entre Meghan y Kate eclipsa una gran ausencia en la misa de Sandrigham]

La duquesa de Sussex, que se ha decantado por eso de ‘más vale prevenir que curar’, incorporaba al dedo corazón de su mano derecha (en la izquierda lleva su ya famoso anillo de pedida que le dio el príncipe Harry) este anillo que recrea una mano abierta y un ojo en su interior. El símbolo, muy popular en la religión judía y musulmana, representa la famosa Mano de Fátima o hamsa, complemento que, como dicta la costumbre, ampara bajo la protección divina de Dios.

El anillo de oro, en su dedo corazón de la mano derecha. (Getty)
El anillo de oro, en su dedo corazón de la mano derecha. (Getty)

Según su connotación religiosa, la forma en la que se lleva también desvela su propósito: si está hacia abajo, como es este caso, significa que la persona que lo porta se encuentra abierta a la bondad y a la fertilidad, mientras que también lo usa para defenderse de envidias ajenas y maldiciones malintencionadas.

Protección de 14 quilates

Un talismán que no pasaba desapercibido para los fanáticos de la duquesa y que rápidamente lo fichaban entre sus accesorios must de la temporada. En concreto, pertenece a la firma turca Kismet by Milka, que aún tiene en stock al amuleto que ha popularizado Meghan.

Detalle de la pieza. (Kismet by Milka)
Detalle de la pieza. (Kismet by Milka)

Hecho con oro de 14 quilates, su adorno interior se compone de un preciado zafiro. ¿El precio? 260 euros. Un detallazo muy 'zen' que demuestra que todo es poco para la exactriz cuando se trata de mantener las buenas energías a su alrededor.

[LEER MÁS: ¿Fin de la crisis? La foto de la reconciliación entre Meghan y Kate]

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios