Logo El Confidencial
familia real sueca

Adrienne de Suecia está irreconocible (y para comérsela) a sus nueve meses de edad

La princesa Magdalena ha compartido esta adorable imagen de su hija pequeña durante sus vacaciones navideñas en el país nórdico. ¡Y el cambio es increíble!

Foto: Magdalena de Suecia en el bautizo de Adrienne. (Getty)
Magdalena de Suecia en el bautizo de Adrienne. (Getty)

Parece que las Navidades han transcurrido apacibles y familiares entre los Bernadotte que se reunían al completo en estas fechas tan señaladas. Así, Magdalena de Suecia se trasladaba a Estocolmo desde Florida, donde reside desde hace cinco meses, para unirse a los festejos que el rey Carlos Gustavo y la reina Silvia organizaban en palacio.

[LEER MÁS: Magdalena de Suecia, su gran cambio de vida y su nueva faceta personal]

Un enclave totalmente nevado que dista de los parajes soleados de los que la royal disfruta en EEUU, y un marco incomparable para inmortalizar a su hija pequeña, Adrienne. La bebé, que nacía el pasado mes de marzo y era bautizada en junio, ha crecido considerablemente desde la última vez que la madre publicaba una imagen de la niña… ¡Y está preciosa!

Ver esta publicación en Instagram

The best thing that happened to me 2018, Adrienne! 💫

Una publicación compartida de Princess Madeleine of Sweden (@princess_madeleine_of_sweden) el

Con unos intensos ojos azules que ha heredado de su familia materna y unos adorables cachetes rosados que se protegían del frío con un gorrito de lana, miraba ensimismada al frente mientras Magdalena titulaba: “Lo mejor que me pasó en el 2018, Adrienne”.

La última instantánea que veíamos de la princesita se remonta al pasado Halloween, cuando era también Magdalena la encargada de compartir una escena familiar en su red social, donde es bastante activa y no teme en mostrarse cercana y sonriente.

Magdalena junto a sus hijos Adrienne, Leonore, Nicolas y su esposo, Chris O'Neill. (Getty)
Magdalena junto a sus hijos Adrienne, Leonore, Nicolas y su esposo, Chris O'Neill. (Getty)

Esta tierna imagen también podría suponer la foto de la reconciliación familiar, puesto que la marcada ausencia de Magdalena en Estocolmo a causa de su mudanza no habría gustado demasiado a su padre. Ahora parece que el espíritu navideño brinda una nueva oportunidad al concilio en palacio, residencia en la que este año han contado con una diminuta integrante más.

[LEER MÁS: Silvia de Suecia, mediadora entre la mala relación de Magdalena y el Rey sueco]

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios