Logo El Confidencial

La íntima (y no oficial) celebración de cumpleaños de Juan Carlos I en Las Jarillas

El emérito soplaba las velas tras un agitado año en el que se veía apartado casi por completo de la agenda pública. En su evento, dos grandes ausencias marcaban la comentada velada

Foto: El rey don Juan Carlos en una foto de archivo. (Getty)
El rey don Juan Carlos en una foto de archivo. (Getty)

El pasado sábado 5 de enero el rey don Juan Carlos cumplía 81 años. Aniversario que distaba bastante de su anterior festejo, en el que lograba reunir en Zarzuela a 70 invitados entre los que se encontraban los reyes Felipe y Letizia, grandes ausentes del evento privado que tuvo lugar el pasado viernes, un día antes de su cumpleaños, y que conmemoraba de forma reservada otro año más del exjefe de Estado. Dicha reunió tenía lugar en la finca 'Las Jarillas', según adelantaba Vanity Fair e incluía presencias como José Mota o Carlos Herrera, figuras del espectáculo muy allegadas al emérito.

[LEER MÁS: 29-3-1956, el día más triste en la vida de don Juan Carlos]

Asimismo, entre los asistentes no faltaban la reina Sofía y la infanta Elena, mientras que la gran sorpresa de la velada era Cristina de Borbón, quien acudía para acompañar a su padre en tan especial día. Este es otro claro ejemplo de su reciente y gradual incorporación a eventos familiares, de los cuales se vio apartada durante años a causa del caso Nóos. Ahora las cosas parecen mejorar y fluir entre la infanta y su familia.

La reina Sofía junto a Cristina, que cada día se ve más integrada en Casa Real. (Getty)
La reina Sofía junto a Cristina, que cada día se ve más integrada en Casa Real. (Getty)

Respecto a la marcada ausencia de Felipe y Letizia, era el mismo emérito quien los disculpaba públicamente alegando que su hijo “se encontraba indispuesto”. Sin embargo, dicho contratiempo del que se desconoce su origen no le impedía asistir dos días más tarde a la tradicional Pascua Militar.

Felipe y Letizia, grandes ausencias del cumpleaños, junto a los eméritos. (Getty)
Felipe y Letizia, grandes ausencias del cumpleaños, junto a los eméritos. (Getty)

Según trascendía, esta íntima celebración, de la que no se daba a conocer ninguna imagen ‘oficial’, era organizada por Miguel Arias, dueño del famoso restaurante Aspen, enclave en el que inicialmente se pensó que tendría lugar el festejo. Finalmente era la mencionada finca 'Las Jarillas' el espacio que acogía a parte de la Familia Real, que volvía a la que fue la primera residencia del emérito en España cuando tenía solo diez años y llegaba de Portugal con un futuro todavía incierto por delante. Allí Carlos Herrera pronunció un emotivo discurso en honor de don Juan Carlos mientras que se desconoce si Mota amenizó la reunión con una de sus características imitaciones. Todo era poco para un cumpleaños especial para el emérito, el cual ha atrevasado uno de sus años mediáticos más complicados en el que optaba por retirarse casi por completo de las apariciones públicas.

[LEER MÁS: Los Urdangarin se siguen haciendo fuertes (y visibles) en Madrid]

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios