Logo El Confidencial
por la alimentación

La reina Letizia y la infanta Elena, más unidas que nunca

La mujer del rey Felipe VI y la hermana mayor del monarca mantienen un gran interés por la alimentación sana

Foto:  La reina Letizia y la infanta Elena.
La reina Letizia y la infanta Elena.

Es público y notorio que la relación de la reina Letizia con sus cuñadas, las infantas Elena y Cristina, no es fluida. El trato no es igual con las dos hermanas de Felipe VI. En el caso de la exduquesa de Palma esa familiaridad es nula por razones obvias que tienen que ver con el cordón sanitario que estableció Zarzuela cuando estalló judicialmente el caso Nóos. Nunca más la exduquesa de Palma y Urdangarin volvieron a socializarse. De hecho, en la cena de Nochebuena la separación no solo fue verbal, sino que tampoco tuvieron que hablarse. Estaba organizado de tal manera que no era necesaria ninguna intimidad.

Otra cosa es la relación con la infanta Elena, que pagó los platos de todas las tropelías de Urdangarin, que la infanta Cristina no supo (o no quiso) ver. En este apartado el cuñado del jefe del Estado cumple condena y, por lo tanto, no hay más que decir. La primogénita Borbón y doña Letizia han coincidido en actos y aunque el desapego es visible, no hay enfrentamientos ni desaires por parte de la consorte real como sí sucedió con doña Sofía el verano pasado. La infanta Elena tiene muy enraizada la institución que representa su cuñada y por lo tanto el respeto por el organigrama es su pauta.

La infanta Elena, en una imagen de archivo. (EFE)
La infanta Elena, en una imagen de archivo. (EFE)

Lo llamativo es que ambas comparten una misma línea de pensamiento con respecto a la nutrición y la alimentación. Lo que no ha sido capaz de unir la familia lo ha hecho la comida 'healty' (o saludable) de las que ambas son practicantes. La infanta Elena es una experta en estos temas y, salvo excepciones, su alimentación se basa en los pilares de nada de grasas, cero fritos, poca carne, mucho vegetal, fruta y proteína de calidad, pan y pastelería hecha con masa madre. En el caso de la reina Letizia su tendencia es mucho más radical. Sus hijas no prueban determinados alimentos y en la 'casa de Asturias' están prohibidos la bollería y productos elaborados industrialmente. Precisamente fue motivo de queja por parte de algunos padres del colegio Santa María de los Rosales la pauta que marcó la Reina en asuntos relacionados con la alimentación en el centro educativo.

Victoria Federica en una imagen de archivo. (Limited Pictures)
Victoria Federica en una imagen de archivo. (Limited Pictures)

La infanta Elena no impone su criterio pero sí comparte gustos con doña Letizia, Victoria Federica y desde hace unos meses Froilán. Salvo excepciones, los hijos comen en casa. Doña Elena es una experta en temas nutricionales y si se llevara bien con la cuñada real podrían intercambiar puntos de vista interesantes. Una de las especialidades de la Infanta es la repostería y cuando acude a casa de amistades suele llevar un pastel, bizcocho y bollos. No los compra. Los hace ella misma. Una de las veces obsequió con su presente a los compañeros de regatas en las que participaban ella y don Juan Carlos.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios