El comentario machista por el que Daniel de Suecia ha tenido que pedir perdón
  1. Casas Reales
familia real sueca

El comentario machista por el que Daniel de Suecia ha tenido que pedir perdón

El heredero, que se vio envuelto en una polémica muy necesaria, no ha dudado en descolgar el teléfono y disculparse ante Maria Rooth, deportista que se vio ofendida por el royal

placeholder Foto: Daniel en una foto de archivo. (Getty)
Daniel en una foto de archivo. (Getty)

En Suecia acaba de suceder algo inusitado. El príncipe Daniel, esposo de la princesa heredera Victoria, se ha visto en la necesidad de pedir perdón a causa de unas palabras desafortunadas. Eso sí, el mea culpa ha tenido lugar en privado. Algunos piensan que la historia, de haber sido contada abiertamente por el protagonista, hubiera tenido un mayor calado social.

[LEER MÁS: El príncipe Daniel de Suecia, un superpapá con sus hijos en un concierto navideño]

Dicho embrollo tuvo lugar hace unos días, cuando el royal acudió a una reunión deportiva en la ciudad de Ockelmo, donde se rendía homenaje a grandes figuras del hockey nacional. Allí, el futuro consorte participó en un partido amistoso junto a otras muchos profesionales. Entre ellos se encontraba la deportista Maria Rooth, veterana de la disciplina que llegó incluso a competir en los Juegos Olímpicos.

placeholder Maria Rooth durante un partido profesional. (Getty)
Maria Rooth durante un partido profesional. (Getty)

Una vez acabado el evento, Daniel ofreció unas palabras públicas y aseguró “estar encantado de jugar con los chicos”, obviando a dos jugadoras que también formaban parte del partido. Comentario que, aunque involuntario, cerciora el todavía vigente machismo implícito que sobrevive en expresiones sociales y costumbres cotidianas. La tesitura, que acabó preocupando al príncipe, le hizo ponerse en contacto con la ‘damnificada’ y pedirle disculpas personalmente vía teléfónica. Así lo relataba anonadada Rooth en su cuenta de Instagram, que no salía de su asombro cuando alguien la llamó y le dijo al otro lado de la línea: “¡Hola! Soy el príncipe Daniel”. Según esta, durante la charla, el hombre se mostró “arrepentido y avergonzado”. La conversación, que acompaña a una instantánea de la jornada deportiva, es ahora de dominio público.

Ver esta publicación en Instagram

Telefonen ringer. ”Hej, det är Prins Daniel”. Jag står på isen med mina döttrar och Lowa har precis lärt sig att bromsa med en skridsko. Hon är stolt! Det lyser i hennes ögon. Jag är stolt. I början av 2018 blev jag inbjuden att medverka på invigningen av Ockelbos nya ishall tillsammans med Prins Daniel och gamla legendarer inom ishockeyn. För två veckor sen visades i vanlig ordning ”Året med Kungahuset” och då fick inslaget om Ockelbo vara med. I en sekvens uttrycker Prins Daniel sin glädje över att spela med ”killarna”. Många i min närhet reagerade på den kommentaren eftersom vi även var två tjejer inbjudna. I telefonen låter Prins Daniel ångerfull på rösten och jag känner att han menar allvar när han ber om ursäkt. Han skäms. Jag tänker att det är precis det här som tar oss framåt. Vi hamnar alla i situationer där normer omedvetet styr oss. Det är så normer fungerar. Som en gammal vana. Skillnaden är när man har modet att be om ursäkt, att reflektera. Jag tror att det är just den insikten hos oss som kommer att lösa upp förlegade normer och strukturer. Tack Prins Daniel för ditt mod. Det är så här vi gör det tillsammans. Lowa får ögonkontakt med Lykke. De har samma tanke. Vem kommer först till andra sidan? #keepupthespirit #närnormenblirsynlig #vågabrytanormer #mod #normeriförändring

Una publicación compartida de Maria Rooth (@mariarooth) el

“Todos nos hemos encontrado en situaciones en las que las normas nos juegan una mala pasada de forma inconsciente. Así es como funcionan las dichosas normas, son un viejo hábito. La diferencia ocurre cuando alguien tiene el coraje de pedir disculpas y de reflexionar. Creo que es precisamente esta idea con la que saldremos adelante y zanjaremos estas estructuras ya obsoletas. Gracias, príncipe Daniel, por tu coraje. Juntos lo lograremos”.

[LEER MÁS: Victoria de Suecia se lleva el susto de su vida]

Daniel de Suecia
El redactor recomienda