Logo El Confidencial
a los 85 años

Muere Enrique de Orleans, aspirante al trono de Francia

Esta familia reclama el trono de Francia al igual que los Borbones, cuyo aspirante es Luis Alfonso, hijo del duque de Cádiz y de María del Carmen Martínez-Bordiú

Foto: Enrique de Orleans junto a su segunda mujer. (EFE)
Enrique de Orleans junto a su segunda mujer. (EFE)

Enrique de Orleans, conde de París y aspirante al trono de Francia por la rama de los Orleans, que disputan los derechos monárquicos a los Borbones, falleció este lunes a los 85 años. Su hijo y heredero, Jean, anunció en las redes sociales la noticia, que le coloca como nuevo pretendiente el mismo día en que se cumple el 226 aniversario de la decapitación de Luis XVI, el último monarca absoluto de Francia.

"El rey ha muerto, viva el rey", escribió en Twitter el movimiento Acción Francesa, que aboga por la restitución de la monarquía en el país. Enrique de Orleans nació el 14 de junio de 1933 en el municipio belga de Woluwé Saint Pierre. Su familia vivía en el extranjero desde la aprobación de la Ley de Exilio de 1886, que prohibía la presencia en territorio francés de los cabezas de las familias reales e imperiales que habían ocupado el trono en el pasado: los Borbones, los Orleans y los Napoleón.

 Enrique de Orleans en una imagen de archivo. (Getty)
Enrique de Orleans en una imagen de archivo. (Getty)

Segundo de once hermanos, pasó su infancia en Marruecos, España -donde se aficionó, entre otras, a la pelota vasca, la esgrima y la equitación- y Portugal. Su página web recuerda que su vida dio un vuelco en 1947, cuando el entonces presidente francés, Vincent Auriol, autorizó que prosiguiera sus estudios de secundaria en Burdeos (sur del país).

Después de cursar Ciencias Políticas, participó como oficial en la guerra de Argelia y, tras salir del Ejército en 1968, se pasó al mundo de la banca hasta que conoció a su segunda esposa y aprovechó su conocimiento de idiomas y su privilegiada agenda de contactos para ponerse al servicio de la empresa privada. Tuvo una inclinación por "la creación artística bajo numerosas formas", según la biografía de su web, en la que se destaca su pasión por los perfumes, la pintura, el dibujo o la escritura.

Enrique de Orleans se casó en 1957 con la aristócrata alemana Marie-Thérèse de Wurtemberg. La pareja se separó en 1977 y el conde consiguió el divorcio en 1984, lo que le permitió casarse con Micaëla Cousino Quiñones de León, primero por lo civil y luego por la Iglesia en 2009, tras una larga batalla legal para obtener la nulidad de su primera boda eclesiástica alegando que fue una unión obligada por motivos políticos.

Ninguno de los cinco hijos de su matrimonio con Marie-Thérèse de Wurtemberg aprobó que su padre se uniera ante la iglesia con la mujer a la que consideraban responsable del divorcio. Las desavenencias familiares no rompieron la línea sucesoria, que designaba a Jean -segundo de sus hijos, ya que François, el primogénito, tiene deficiencias mentales- como heredero de los derechos monárquicos de la rama de los Orleans.

Esta familia reclama el trono de Francia al igual que los Borbones, cuyo aspirante es Luis Alfonso, hijo del duque de Cádiz y de María del Carmen Martínez-Bordiú, nieta del dictador Francisco Franco.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios