Logo El Confidencial
casa real británica

¿Soleado o no? El 'perdón' del duque de Edimburgo no convence a su víctima

El esposo de Isabel II quiso tener una deferencia con la mujer que estaba en el coche con el que colisionó hace unos días. Ella, sin embargo, parece no entender del todo las disculpas

Foto: El duque en una foto de archivo. (Getty)
El duque en una foto de archivo. (Getty)

Como dice el dicho, más vale tarde que nunca: Felipe de Edimburgo, esposo de la reina Isabel II, ha decidido pedir perdón a las víctimas del accidente de tráfico que el royal ocasionó hace una semana causada por "un sol bajo que nubló su vista e imposibilitó que viera el coche". Esa fue la explicación para que su todoterreno chocara contra el Kia de Emma Fairweather, que en ese momento viajaba con una amiga y la hija de esta.

[LEER MÁS: Pagan 74.000 euros por los restos del coche accidentado de Felipe de Edimburgo]

La disculpa fue presentada formalmente a través de una carta que salía a la luz ayer, aunque data del 24 de enero, solo un día después de que el periódico ‘Daily Mirror’ remarcara el hecho de que el duque no se había molestado en tener dicha deferencia con la afectada. Coincidencia o no, Fairweather recibía horas más tarde en su casa estas emotivas palabras que llegaban con el sello de Sandringham House. “Me gustaría que supieras lo mucho que lo siento. Me he enterado de que te rompiste un brazo, lo siento profundamente”, afirmaba el príncipe en la breve pero concisa misiva.

Carta del duque. (Sandringham House)
Carta del duque. (Sandringham House)

En el escrito, que el duque de Edimburgo firmaba simplemente con su nombre de pila, Philip (un detalle sencillo que ha gustado a la damnificada), el marido de la reina daba su versión de los hechos intentando 'explicarse': “He pasado muchas veces por ese cruce y sé cuánto tráfico suele haber en él. A las tres de la tarde estaba bastante soleado y el sol estaba tan bajo que me cegó impidiendo que viera el coche. En otras condiciones no habría tenido problemas en ver el tráfico que se dirigía hacia mí”. Una excusa que Fairweather dice no entender demasiado, ya que ella recuerda aquella tarde como un día nublado. En cualquier caso, apreciaba sus disculpas y se decidía a posar feliz con la carta para el diario ‘Daily Mirror’.

Escena del accidente. (Cordon Press)
Escena del accidente. (Cordon Press)

Asimismo, solo dos días después del choque, Felipe volvía a ponerse al volante, esta vez sin cinturón. Imprudencia que le costó una llamada de atención de la policía de Norfolk, que no dudó en darle “unos consejos” al royal que cumplirá 98 años el próximo mes de junio.

[LEER MÁS: Felipe de Edimburgo, el nuevo quebradero de cabeza de la familia real inglesa]

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios