Logo El Confidencial
lo celebrará con su familia

Felipe VI cumple 51: la familia real, un año después del potaje y la vajilla viral

El 30 de enero, el monarca celebrará su cumpleaños tras doce meses en los que ha tenido que hacer frente a distintas situaciones complicadas para la institución

Foto:  Los reyes, con sus hijas. (Casa Real9
Los reyes, con sus hijas. (Casa Real9

El año pasado, el rey Felipe cumplía 50 años, una fecha muy redonda que la Casa Real aprovechó para marcar un cambio de rumbo en sus estrategias de comunicación. Por primera vez se ponía a disposición de los medios un vídeo que nos mostraba al monarca en su intimidad, con su mujer, la reina Letizia, y sus dos hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía. Unas imágenes que se viralizaron y dieron pie a todo tipo de comentarios e incluso memes que significaron un antes y un después.

Más allá de las valoraciones que se hicieron sobre si se tenía que haber editado mejor o no, si las situaciones eran espontáneas o eran demasiado conscientes de que estaban siendo grabados, lo que significó es que por primera vez podíamos ver a la familia real realizando actividades cotidianas como el común de los mortales. Pudimos ver a los Reyes y sus hijas comiendo un potaje de verduras (la vajilla de San Claudio se convirtió en un superventas en unos grandes almacenes), hablando de los exámenes del colegio, repasando la lección, o ver también cómo se preparaba el tradicional discurso de Nochebuena.

Leonor y Sofía, con el rey Felipe en una de las imágenes del vídeo. (EFE)
Leonor y Sofía, con el rey Felipe en una de las imágenes del vídeo. (EFE)

Se trataba de una batería de 73 fotografías inéditas y un vídeo de 84 minutos de duración que se prepararon con el fin de divulgar una imagen más cercana de la familia real, de la que no tenemos de manera habitual información sobre sus actividades privadas, más allá de la que se puede filtrar, como ha ocurrido alguna vez en algunas vacaciones, o porque se han realizado fotografías que después se han compartido en las redes sociales.

Este año no nos encontramos ante una cifra tan redonda, así que, en principio, no hay previsto ningún gesto de estas características por parte de la Casa Real, pero en estos doce meses sí que hemos visto algunas situaciones que les han obligado a tomar cartas en el asunto para no resultar tan estrictamente institucionales y sí 'más humanos' de cara a la opinión pública.

La misa de Pascua en Palma. (EFE)
La misa de Pascua en Palma. (EFE)

En términos humanos, el momento más complejo que tuvieron que afrontar fue el rifirrafe entre la reina Letizia y la reina Sofía en la misa de Pascua, que dio lugar a todo tipo de especulaciones y que sirvió incluso para que Marie-Chantal Miller, mujer de Pablo de Grecia, se posicionara en Twitter de parte de la tía de su marido. Una situación que obligó a una serie de movimientos para que quedara desmentido que entre la Reina y su suegra no había una mala relación. Fue días después cuando reaparecieron para ir a ver al rey Juan Carlos, sometido a la decimoquinta operación, en esta ocasión para reemplazarle una prótesis de rodilla. Y la escenificación no pudo ser más simbólica: la reina Letizia le abría el coche a la reina Sofía, lo que podría interpretarse de muchas maneras, una de ellas que le estaba pidiendo perdón públicamente de manera subliminal. Aún así, esta escenificación recibió numerosas críticas, pues hubo quien consideró que era un gesto demasiado estudiado y, si se quiere, orquestado.

[LEE MÁS. Así vive Marie-Chantal Miller, la única royal que ha criticado abiertamente a Letizia (y no se arrepiente)]

Hubo una siguiente ocasión de desmentir las tiranteces entre nuera y suegra en un plan de ocio familiar en el mes de mayo: fueron a ver juntas el musical 'Billy Elliot', junto a Leonor, Sofía, Victoria Federica e Irene Urdangarin. De nuevo, una imagen de concordia, pero nada en comparación con lo que nos esperaba en las tradicionales vacaciones estivales en Mallorca: ¡fueron juntas a comprar pescado al mercado! Por supuesto, cumplieron con las habituales actividades protocolarias de cada año, incluida la recepción de autoridades y personalidades, el despacho del rey Juan Carlos con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que se estrenaba en el cargo, y dos novedades. La más importante, el posado habitual cambiaba de escenario, no se celebraba en Marivent sino en La Almudaina, y el rey Felipe interactuaba más de lo habitual con los medios, informaba de que a su padre le hubiera encantado participar en la Copa del Rey de vela como estaba anunciado, pero se lo impidió una inoportuna lesión, que algunos pusieron en cuestión, y también descartaba que Leonor fuera a asistir a los Premios Princesa de Asturias. La otra novedad fue que Letizia visitaba a su marido en las regatas, un gesto que evidenciaba una participación más activa en estas vacaciones que en otros años.

Imágenes de concordia

Las vacaciones en Palma habían llegado después de que estallara el escándalo de las grabaciones del comisario Villarejo, actualmente en prisión, a la princesa Corinna, 'amiga entrañable' del rey Juan Carlos, que habrían propiciado toda una serie de movimientos para evitar que padre e hijo se fotografiaran juntos. Al menos, esa fue la tesis de algunos cronistas que incluso apostaban que el Rey emérito podía ser relegado en los actos de la celebración del 40 aniversario, algo que no sucedió finalmente. Una circunstancia, por cierto, que nos permitió ver la 'puesta de largo' de Leonor leyendo un pasaje de la Carta Magna y a una reina Letizia emocionada como pocas veces.

Leonor, en la lectura de la Constitución. (EFE)
Leonor, en la lectura de la Constitución. (EFE)

Leonor ha sido gran protagonista de estos doce meses en los que su padre ha estado muy pendiente de que tome conciencia de la labor institucional que está destinada a desempeñar en un futuro y también fue una ocasión de oro para ver en las distancias cortas a los Reyes en el primer acto público de la Princesa de Asturias en Covadonga y posteriormente haciendo senderismo en los Picos de Europa. Allí se produjo una imagen insólita, la de la Princesa con una niña en brazos, e incluso les regalaron a ambas hermanas una yegua a la que pusieron el nombre de Xana. Como decimos, imágenes un tanto costumbristas y alejadas del boato tradicional que son un poco herederas del vídeo del 50 cumpleaños del rey Felipe.

80 cumpleaños de la reina Sofía. (EFE)
80 cumpleaños de la reina Sofía. (EFE)

Un antes y un después fue el 80 cumpleaños de la reina Sofía, del que Casa Real proporcionó una fotografía de gran contenido simbólico, pues suponía la rehabilitación de facto de la infanta Cristina, que posaba con el resto de su familia y se rompía ese cordón sanitario que se había establecido en torno a ella una vez estuvo implicada en el caso Nóos, por el que su marido, Iñaki Urdangarin, cumple condena en la prisión de Brieva. Paulatinamente, sus hijos y ella se han dejado ver más por España e incluso han disfrutado de sus navidades en Zarzuela, otre gesto inequívoco de que están llegando nuevos tiempos a la familia Borbón.

[LEE MÁS: Los Urdangarin le pierden el miedo a España y declaran sus ganas de volver]

¿En qué no ha cambiado nada la Casa Real? Claramente, en la línea tan marcada que establecen entre su vida personal y la profesional. Seguimos sin conocer cuáles son sus destinos vacacionales, porque lo consideran una actividad privada. Eso sí, no será la primera vez ni la última en la que alguien provisto de un teléfono móvil rompa con ese silencio informativo.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios