Logo El Confidencial
FAMILIA REAL BRITÁNICA

Veinte años de la 'operación Ritz': así se gestó el primer posado de Carlos y Camilla

La foto estaba perfectamente orquestada por el entonces asesor de imagen del príncipe de Gales. Los novios salieron juntos, del brazo, del cumpleaños de una hermana de Camilla...

Foto: Camilla y Carlos, saliendo del Ritz londinense, hace 20 años. (Getty)
Camilla y Carlos, saliendo del Ritz londinense, hace 20 años. (Getty)

Carlos salió primero, justo por delante de Camilla. Bajó los escalones del hotel Ritz de Londres ante un auténtico diluvio de flashes todo lo dignamente que le permitía la situación. Al pie de la escalinata, el príncipe perdió momentáneamente de vista a Camilla, que había salido detrás de él y estaba abrumada. Carlos la buscó con la mirada, le ofreció su brazo para guiarla hasta el coche y la condujo hasta la puerta trasera de su Omega Vauxhall. Luego él se sentó a su lado y ambos se marcharon juntos rumbo al palacio de Saint James.

Lo que en un principio iba a ser una simple fiesta de cumpleaños para celebrar los 50 años de Annabel Elliott, hermana de Camilla, se transformó en un verdadero hito en la historia de la monarquía del Reino Unido. Era el primer posado oficial de una pareja que, en realidad, llevaba décadas enamorada y que había protagonizado incontables titulares a cuenta de su intimidad.

El príncipe Carlos y Camilla, de visita en Ghana. (Getty)
El príncipe Carlos y Camilla, de visita en Ghana. (Getty)

Vestida con un traje negro y un gran collar de perlas, la novia de Carlos había llegado al hotel Ritz (sede de las fiesta) acompañada por sus dos hijos: Tom, que entonces tenía 24 años, y Laura, de 20, pocas horas antes. El príncipe se presentó poco después, caminando.

Para entonces, ya estaban apostados a las puertas del Ritz más de 200 fotógrafos. Los medios estaban avisados de que la foto que llevaban tanto tiempo buscando se iba a producir esa noche. Todo estaba perfectamente coreografiado y el director de orquesta se llamaba Mark Bolland, un asesor de imagen que Carlos había contratado en los últimos años de vida de la princesa Diana, cuando estaba perdiendo la guerra mediática contra ella.

[LEA MÁS. Tom y Laura Parker-Bowles: ¿por qué están tan desaparecidos los hijos de Camilla?]

Alertados por el señor Bolland, los medios de comunicación cogieron sitio a las puertas del Ritz durante todo el día. Muchos fotógrafos llevaban escaleras para poder captar mejor el momento. De repente, ya rozando la medianoche, la pareja salió del brazo y los periodistas gráficos se pusieron a disparar. Durante cerca de 10 segundos, Carlos y Camilla resistieron como pudieron la fuerte cobertura mediática a las puertas del Ritz, el mismo hotel donde curiosamente el tatarabuelo del príncipe de Gales, el rey Eduardo VII, solía encontrarse en secreto con su amante Alice Keppel, bisabuela de Camilla. Fue la foto de portada de la práctica totalidad de los medios británicos al día siguiente.

La duquesa de Cornualles y Carlos de Inglaterra, haciendo gala de su complicidad. (Getty)
La duquesa de Cornualles y Carlos de Inglaterra, haciendo gala de su complicidad. (Getty)

Para Camilla era una prueba de fuego dada la poca aceptación que en esos momentos tenía entre los británicos según las diversas encuestas de opinión publicadas en la época (menos del 50% la apoyaban). La hoy esposa del heredero no pudo ocultar su nerviosismo al salir del hotel con Carlos, quien se volvió dos veces hacia ella para apoyarla. En los años que siguieron, el señor Bolland, nombrado subsecretario privado del príncipe, trabajó para normalizar su relación ante los ojos del público.

[LEA MÁS: El único apoyo de Meghan Markle en Buckingham tiene nombre de mujer]

Tras esa imagen de los novios, la pareja fue dando pequeños pasos para normalizar su relación de cara a la galería. La reina Isabel escenificó su bendición pública en el año 2000, al asistir a un almuerzo de cumpleaños del rey Constantino de Grecia en el que también estaba Camilla. En junio de 2001, Carlos y su novia compartieron su primer beso público en una fiesta organizada para apoyar a la Sociedad Nacional de Osteoporosis. Y en 2005, se casaron.

Las portadas del día siguiente. (PA)
Las portadas del día siguiente. (PA)

A pesar de ese comienzo vacilante, la pareja hoy está ampliamente aceptada y se podría decir que Camilla se ha graduado con honores como miembro de la familia real. El año pasado tuvo 219 compromisos públicos (más que el príncipe Harry y la duquesa de Cambridge), además de apoyar al príncipe Carlos en muchas de sus tareas. Camilla ha asumido igualmente muchos patrocinios y misiones propias, desde la Universidad de Aberdeen hasta la Sociedad Nacional de Osteoporosis, las víctimas de violación y abuso sexual, el avance de la alfabetización y el bienestar animal.

[LEA MÁS. Príncipe Carlos: "No seré un monarca entrometido... No soy tan estúpido"]

Ahora solo queda un escollo en este camino hacia la felicidad. Cuando se casaron, desde la Casa Real se insistió en que Camilla no quería ser reina. Camilla pretendía ser conocida como 'princesa consorte', al estilo de Felipe de Edimburgo. Sin embargo, cualquier mención a ese título de 'princesa consorte' fue eliminada de la página web de Clarence House, la web de Carlos, durante una renovación que acometieron en 2018. Al parecer, Carlos quiere a su reina.

El príncipe Carlos, Camilla y los hijos de ambos, el día de su boda. (Clarence House)
El príncipe Carlos, Camilla y los hijos de ambos, el día de su boda. (Clarence House)

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios