Logo El Confidencial
familia real sueca

Joyas y arte: la polémica fortuna oculta (hasta hoy) de Carlos Gustavo de Suecia

Según se revela en el libro 'La cleptocracia real', la riqueza de Carlos XVI Gustavo puede ser 30 veces mayor que la declarada a Hacienda

Foto: El rey Carlos Gustavo, en el ojo del huracán. (Getty)
El rey Carlos Gustavo, en el ojo del huracán. (Getty)

Con un patrimonio de casi 60 millones de euros, según la revista financiera 'Business Insider', Carlos XVI Gustavo de Suecia ocupaba el año pasado tan solo el sexto puesto entre las familias reales europeas, muy lejos de las fortunas de Beatriz de Holanda e Isabel II de Inglaterra, aunque bastante por encima de los 17 millones acreditados a Felipe VI.

Pero según lo que desvela el economista y ex secretario de Estado sueco Thomas Lyrevik en su libro 'La cleptocracia real', esa cantidad podría ser hasta 30 veces mayor. Eso le haría subir a lo más alto del escalafón y codearse con las inmensas fortunas de Alberto II de Mónaco (837 millones de euros), el gran duque Jean de Luxemburgo (3.350 millones de euros) o Juan Adán II de Liechtenstein (4.190 millones de euros).

La familia real sueca, durante los últimos Premios Nobel. (Getty)
La familia real sueca, durante los últimos Premios Nobel. (Getty)

Lyrevik ha rastreado minuciosamente registros desde la época de Gustavo VI Adolfo, abuelo del rey actual, para establecer el posible valor real de su fortuna, en la que, según él, solo las joyas ya valen miles de millones de euros. Solo hay que ver el valor alcanzado por las joyas de Maria Antonieta, subastadas recientemente, para hacerse una idea del alto valor que alcanzan en el mercado actualmente. Y a ellas hay que añadir libros, muebles, vehículos, esculturas, documentos, plata y arte de todo tipo.

[LEER MÁS: La reina Silvia de Suecia, mediadora de la mala relación entre Magdalena y el rey sueco]

Según declaraciones suyas que recoge el diario sueco 'Expressen', existen “cientos de toneladas de objetos de valor en las fundaciones familiares y el rey es el único beneficiario”. El contenido de esas fundaciones se hizo público cuando lo solicitó en los años 70 el entonces gobierno socialdemócrata, pero los activos se valoraron a una fracción de su valor de mercado real, afirma el autor. Cuando en realidad es “mucho más alto, casi incalculable”.

Lyrevik asegura que ha estado en contacto con un tasador retirado que participó en varios registros reales. Según él, siempre se establecieron dos partes: una que se envió a la Agencia Tributaria Sueca y otra donde se indicaron los valores reales de los objetos. Esta última nunca se hizo pública.

Thomas Lyrevik. (Editorial Korpen)
Thomas Lyrevik. (Editorial Korpen)

Las tres carpetas donde se detallan las obras de arte de la familia real son el 'sueño húmedo' de un tasador. Son un total de 800 páginas con los valores de pinturas, alfombras o joyas con cantidades sorprendentemente bajas. Como un collar con nada menos que 84 diamantes, con un precio de tan solo 58.000 euros al cambio actual.

[LEER MÁS. Magdalena de Suecia: su gran cambio de vida (y su nueva faceta profesional)]

Así el monarca escandinavo habría ocultado a lo largo de los años su auténtico patrimonio y justificado la concesión de una exención de impuestos.

La boda de los reyes de Suecia, cargados de joyas, en 1976. (Getty)
La boda de los reyes de Suecia, cargados de joyas, en 1976. (Getty)

En el libro se critica además duramente a Carlos XVI Gustavo por “vivir una vida de lujo a costa de los contribuyentes”. Fredrik Wersäll, mariscal del Reino de Suecia y jefe de la Corte Real, que ha aconsejado al rey no leer la obra, ha declarado también a 'Expressen' que no ve necesario hacer una valoración de la fortuna del monarca porque corresponde al “patrimonio cultural del país”.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios