Logo El Confidencial
Tuvo que ser trasladada

Los planes frustrados de la infanta Pilar por su intervención quirúrgica

La hermana del Rey emérito tuvo que ser trasladada desde Mallorca, donde se encontraba cuando empezó a sentirse indispuesta y se perderá el rastrillo de Sevilla

Foto:  Pilar de Borbón. (Cordon Press)
Pilar de Borbón. (Cordon Press)

La infanta Pilar tenía previsto volar desde Mallorca hasta Sevilla para inaugurar, como todos los años, el Rastrillo de Nuevo Futuro. Es presidenta honorífica de esta fundación solidaria desde que se creó hace mas de cincuenta años. En la edición del Rastrillo de Madrid, previo a las Navidades, es habitual su presencia igual que la de su hija Simoneta Gómez-Acebo que ha recogido el testigo presencial de su madre.

Todo estaba previsto para la inauguración sevillana pero no pudo ser. Una indisposición le hizo cambiar de planes y en vez del viaje a su Sevilla querida tuvo que volar de urgencia a Madrid para ser operada de una oclusión intestinal.

Pilar de Borbón. (EFE)
Pilar de Borbón. (EFE)

La hermana mayor de don Juan Carlos pasa temporadas en Mallorca donde tiene un apartamento en la urbanización Sol de Mallorca en la costa de Calvia. En este lugar se alojaron los exduques de Palma mientras duró su comparecencia judicial por el Caso Noos. Y hace tres años celebraba en este domicilio de verano su 80 cumpleaños al que no faltaron los reyes eméritos y don Felipe y con la ausencia notable de la reina Letizia.

[LEER MÁS: La reina Sofía, el príncipe Hassan y Alberto de Mónaco despiden a Enrique de Orleans]

Su vida en la isla es muy tranquila: paseos por la mañana y almuerzos y cena con su grupo de amigos. Algún fin de semana se instala alguno de sus hijos y nietos. Una vida muy apacible y sin sobresaltos.

La infanta Pilar. (Getty)
La infanta Pilar. (Getty)

Hasta este fin de semana que surgió el imprevisto. El viernes ya se encontraba regular y sus amigas le comentaron que lo mejor sería que al volver a Madrid se hiciera una revisión rutinaria. El sábado fue a peor y las amigas la acompañaron a una clínica de Palma donde la aconsejaron que lo mejor era que la vieran sus médicos. Y fue lo que hizo: regresó a Madrid acompañada de sus amistades y en vuelo regular.

En el aeropuerto le esperaba su hijo, Fernando Gómez-Acebo, para llevarla a casa y de allí al hospital donde fue intervenida.
"La infanta Pilar es una mujer fuerte y se recuperara en poco tiempo. La pena que tiene es no haber inaugurado el Rastrillo", explican a Vanitatis sus amistades.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios