Logo El Confidencial
ha cumplido 47 años

El cumpleaños más agridulce de Mary de Dinamarca

A punto de cumplirse el primer aniversario del fallecimiento de su suegro, ha tenido que despedir a un querido amigo desaparecido de forma trágica

Foto:  Mary de Dinamarca. (Getty)
Mary de Dinamarca. (Getty)

Mary Donaldson conquistó el corazón de los daneses en 2003, cuando se hizo oficial su noviazgo con el príncipe Federico, después de dos años de citas secretas. Hoy 16 años después y convertida desde 2004 en princesa Mary de Dinamarca, su peso en la familia real es cada vez mayor, ganando en popularidad con cada paso que da y cada vez más cerca del trono, a pesar de que la reina Margarita se resiste a abdicar, de momento, a favor de su hijo.

El pasado martes 5 de febrero, la princesa cumplía 47 años en un momento de lo más agridulce. Solo unos días antes, asistía al funeral de un joven amigo de la familia, el conde Frederik Moltke, que fallecía trágicamente en Japón durante unas vacaciones familiares para practicar esquí. Su corta edad -27 años- y las trágicas circunstancias de la muerte han sobrecogido a su círculo más cercano, en el que se incluyen los príncipes de Dinamarca, que asistían desolados y de riguroso luto a su funeral el pasado sábado.

La reina Margarita junto a su hijo Federico y su nuera, la princesa Mary. (EFE)
La reina Margarita junto a su hijo Federico y su nuera, la princesa Mary. (EFE)

Pero la agenda de palacio tiene que continuar su marcha y solo dos días después, Mary afrontaba sus compromisos oficiales. Primero, lo hacía con un acto solidario organizado por la fundación que lleva su nombre y en el que se la vio muy seria y sin lucir la característica sonrisa que enamoró a los daneses hace casi dos décadas. Más tarde, se unía a las muchas princesas europeas que el pasado lunes conmemoraban de alguna forma el Día Mundial del Cáncer. Lo hacía por la noche, con la entrega de un premio a la Danish Cancer Society, en una gala en la que se la vio algo más relajada, aunque vistiendo completamente de negro, expresando a través de su vestuario sus sentimientos.

Un año de la muerte de su suegro

Coincide, además, que en unos días se cumple el primer aniversario del fallecimiento de su suegro, el príncipe Enrique. Aunque la relación entre Federico y su padre no era la más idílica, su muerte dejó un gran vacío en la familia y especialmente en la reina Margarita, con quien Mary tiene una excelente relación. Precisamente, la australiana será una gran apoyo para ella dentro de unos meses, cuando está previsto el traslado del príncipe Joaquín, Marie y sus dos nietos a París, donde vivirán casi un año.

 El príncipe Enrique (con gafas) el día de la boda de su hijo con Mary. (Getty)
El príncipe Enrique (con gafas) el día de la boda de su hijo con Mary. (Getty)

Por tanto, y especialmente por la reciente muerte de su amigo, no ha sido el cumpleaños más entrañable y especial para la futura reina de Dinamarca. Eso sí, la procesión va por dentro y ha sabido mostrar su mejor cara cuando ha tocado trabajar representando a la Corona, una institución muy respetada y querida en el país, que la acogió con los brazos abiertos desde el principio. Mary era extranjera y plebeya, dos características que hace décadas no querría ninguna reina para su futura nuera. Pero los tiempos cambian y las monarquías europeas se han modernizado, con ejemplos como Letizia Ortiz, Kate Middleton, Máxima Zorreguieta o la propia Mary.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios