Logo El Confidencial
CASA REAL NORUEGA

Mette-Marit reaparece en 2019 entre abrazos, besos y carantoñas

La princesa de Noruega disfrutó como una niña en los campeonatos de esquí alpino en Suecia junto a su familia

Foto: Mette-Marit durante este pasado fin de semana. (Cordon Press)
Mette-Marit durante este pasado fin de semana. (Cordon Press)

Nadie dudaba de la amistad que mantienen la familia real sueca y la familia real noruega. Especialmente los herederos a uno y otro trono, Victoria y Haakon, guardan una estrecha relación, que se ha reflejado, sin ir más lejos, durante este fin de semana. Se celebraban los campeonatos mundiales de esquí alpino en Are, una localidad de Suecia, con la presencia de la familia real, gran aficionada a este deporte, como la mayoría de las casas reales europeas. Y dada la cercanía -y no solo geográfica- que les une, estuvieron como invitados de honor el príncipe Haakon de Noruega, Mette-Marit y sus dos hijos, Ingrid Alexandra y Sverre Magnus.

Y no hay más que ver las diferentes imágenes que nos han regalado durante todo el fin de semana para comprobar que Mette-Marit estaba en su salsa. Sin tener que guardar las formas propias de una princesa y muy alejada de los protocolos de palacio, la mujer de Haakon de Noruega saltó, animó a sus compatriotas, aplaudió y, lo más sorprendente, estampó un apasionado beso en la boca a su marido, dejándonos una romántica e inusual imagen de la pareja. No les importó ni estar rodeados de cientos de aficionados al esquí ni estar en presencia de los mismísimos reyes de Suecia, que ejercieron de anfitriones durante estas jornadas deportivas.

Haakon y Mette-Marit de Noruega besándose este pasado fin de semana. (Cordon Press)
Haakon y Mette-Marit de Noruega besándose este pasado fin de semana. (Cordon Press)

En todo momento se vio la relación tan especial que une a los dos herederos y sus parejas. Especialmente llamó la atención la complicidad que había entre Daniel Westling y Mette-Marit, que no pararon de hablar, bromear y comentar todo lo que pasaba en las pistas de esquí, a pesar de que tenían claras sus preferencias y a quién tenían que animar uno y otro.

La princesa estuvo muy cariñosa con los hijos de Victoria y Daniel de Suecia, sobre todo con el pequeño, Oscar, a quien además amadrinó en su bautismo, siguiendo así la tradición de las dos familias durante los últimos años. Victoria fue la madrina de Ingrid Alexandra, primera hija de Haakon y Mette-Marit y futura heredera, mientras que Haakon apadrinó a Estelle de Suecia y, como decíamos, su mujer hizo lo propio con el príncipe Oscar.

Parece que ni sus problemas de salud ni las supuestas depresiones que sufre impiden a Mette-Marit representar a la Corona y disfrutar de los suyos, especialmente en un fin de semana de diversión como este. Hace unos meses, era la propia princesa quien, vía comunicado, anunciaba que padece fibrosis pulmonar, una enfermedad crónica e incurable por la que seguramente tendría que disminuir su ritmo de trabajo.

Mette-Marit y Daniel Westling durante los campeonatos de esquí alpino en Suecia. (Cordon Press)
Mette-Marit y Daniel Westling durante los campeonatos de esquí alpino en Suecia. (Cordon Press)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios