Logo El Confidencial
felizmente casada

La 'antiprincesa' Estefanía de Luxemburgo cumple 35, presionada para ser madre

La mujer de Guillermo de Luxemburgo ha sido objeto de artículos de prensa en su país por no haber sido madre todavía

Foto:  Estefanía y Guillermo de Luxemburgo. (Reuters)
Estefanía y Guillermo de Luxemburgo. (Reuters)

La mujer del gran duque heredero Guillermo de Luxemburgo cumple 35 años este 18 de febrero y nuevamente vuelve a surgir la cuestión de por qué no es madre todavía. Una pregunta a la que ya respondió el año pasado, después de ver publicado en uno de los principales rotativos del país el siguiente titular: "¿Por qué la pareja real no tiene un bebé?". Aún así, la cuestión sigue en el aire.

La discreta aristócrata belga, cuyo nombre de soltera era Estefanía de Lannoy, tenía preparada una respuesta muy lógica a esta situación: "Estoy contenta, disfrutando con mi marido y no tengo planes de ser madre aún". Aún así, como ocurre con todas las Casas Reales, la presión para que llegue un heredero siempre existe (y va en aumento, que se lo digan si no a Masako de Japón), por lo que cada pequeño gesto o algún kilo de más es interpretado como un indicio de que la buena nueva puede llegar...

Estefanía y Guillermo, en su boda. (Reuters)
Estefanía y Guillermo, en su boda. (Reuters)

2019 no empezó bien para la gran duquesa heredera, pues en enero fallecía su padre, el conde Philippe de Lannoy, a los 96 años, como se hacía público mediante un comunicado firmado por sus suegros, Enrique y María Teresa de Luxemburgo: "Con gran tristeza, Sus Altezas Reales el gran duque y la gran duquesa anuncian el fallecimiento del conde de Lannoy, padre de la gran duquesa heredera, el 10 de enero de 2019. Sus Altezas Reales, el gran duque y la gran duquesa, así como toda la familia del Gran Ducado se unen al dolor de la gran duquesa heredera Estefanía, al del gran duque heredero Guillermo y al de la famiia del conde de Lannoy. Que sus pensamientos más emotivos, sus oraciones y gran cariño les acompañen".

Un duro golpe

Una muerte que le llegaba a una avanzada edad, pero no puede decirse lo mismo de su madre, Alix della Faille de Leverghem, que fallecía el 26 de agosto de 2012 a la edad de 70 años, de manera repentina y solo dos meses antes de que contrajera matrimonio con Guillermo de Luxemburgo, lo que, como es lógico, tiñó de cierta tristeza un acontecimiento que tenía que ser eminentemente alegre: "La felicidad llegó asociada a la tristeza. Este periodo de mi vida que debería haber sido muy dichoso fue, sin embargo, muy difícil. Sin la ayuda de Guillermo no hubiera conseguido superar esta situación como lo hice. Estaba atrapada entre todo tipo de emociones y con cambios de humor acusados, pero él siempre se mostró muy atento, me ayudó a avanzar, pero sin presionarme. Una pareja tiene que atravesar muchas pruebas, pero es raro que sea antes de casarse. Esos dos meses en los que se mezclaron el duelo y los preparativos de la boda nos hicieron más fuertes todavía. Ahora me doy cuenta de cómo hemos consolidado nuestro amor", declaraba en una entrevista a 'Point de Vue' en abril de 2017.

LEE MÁS: Estefanía de Luxemburgo es la princesa más sosa de Europa (y sus últimos looks la avalan)]

Estefanía, que encajaría muy bien en la definición de 'antiprincesa', porque en nada se parece a las royals de su generación, es una aristócrata 'comme il faut' y creció junto a sus padres y sus hermanos en el castillo de Anvaing, así que parecía la candidata perfecta para el heredero de Luxemburgo, a quien conoció en una fiesta en 2004, cuatro años antes de que comenzaran su relación sentimental, que culminó con su boda los días 19 y 20 de octubre de 2012, primero la civil y después la religiosa.

Los grandes duques de Luxemburgo. (EFE)
Los grandes duques de Luxemburgo. (EFE)

La gran familia ducal ha sido bastante prolífica en cuanto a escándalos se refiere y la propia Estefanía de Luxemburgo no iba a ser una excepción, ya que antes de casarse con Guillermo había trabajado para la empresa Kepha Invest, S.A, que según la prensa belga habría estafado algo más de 34 millones de euros a casi 300 inversores a través de una estructura piramidal, lo que obligó a la Casa Ducal a pronunciarse públicamente para exonerarla de responsabilidad alguna.

"La princesa era una simple empleada de la empresa Kepha Invest SA. Durante lo que duró su contrato, Su Alteza Real no estaba al tanto de las actividades ilegales que han realizado en la compañía", rezaba en el comunicado.

Las cualidades de su marido

Gran melómana (toca el piano y el violín) y apasionada de la cultura, han incrementado su presencia en actos públicos, pero tanto su actitud, un tanto tímida, como la elección de sus estilismos no le han dado la dimensión mediática de otros miembros de su familia política, como su cuñada, Claire, mujer de Félix de Luxemburgo, mucho más carismática.

Aún así, si tenemos en cuenta sus declaraciones, la vida de Estefanía de Luxemburgo es cuando menos plena y mucho tiene que ver su marido, a quien definía así en la mencionada entrevista: "Guillermo es un marido que está muy presente, muy atento, que siempre está a la escucha. Como muchas mujeres, me gusta mucho hablar. En una pareja es esencial estar muy pendiente el uno del otro, pero también es muy importante para nuestra profesión".

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios