Logo El Confidencial
CASA REAL BRITÁNICA

La última decisión de Meghan Markle para ser aceptada en Reino Unido

Según algunos expertos, la duquesa de Sussex ha cambiado su acento para que suene más aristocrático y británico

Foto: Meghan Markle en una foto de archivo. (Getty)
Meghan Markle en una foto de archivo. (Getty)

Los esfuerzos de Meghan Markle por adaptarse a su nueva vida como duquesa de Sussex no han cesado desde que se comprometiera con el príncipe Harry aquel 27 de noviembre de 2017. Aunque sigue saltándose ligeramente el férreo protocolo de vez en cuando, especialmente en cuestiones estilísticas, la exactriz está decidida a ser un referente y un ejemplo para los ciudadanos. Y el último de sus esfuerzos no ha pasado desapercibido para los expertos: ha cambiado su acento americano para que su forma de hablar suene más británica.

Su cambio se ha dejado notar especialmente cuando Meghan ha tenido ocasión de hablar de cerca con los ciudadanos, en algunos de sus compromisos más recientes. "Son situaciones en las que la gente podría juzgarla al instante y donde realmente la beneficia su nuevo acento para sonar británica y aristocrática", afirma la profesora de la Universidad de Toronto, Marisa Brook. Un tema que tampoco ha pasado desapercibido para la profesora de fonética Jane Sette: "En un rol social como en el que está ahora Meghan, donde tiene que conocer a mucha gente y causar una buena impresión en un corto espacio de tiempo, la capacidad de hacer esto es muy útil".

Meghan Markle, en una imagen de archivo. (Getty)
Meghan Markle, en una imagen de archivo. (Getty)

Pero Meghan no es la única royal europea que ha tenido que hacer un esfuerzo lingüístico para adaptarse a su nuevo rol. Mary Donaldson no hablaba ni gota de danés cuando se comprometió con el príncipe Federico de Dinamarca, expresándose en su lengua materna, el inglés, cuando se presentó de forma oficial ante la prensa del país. Algo más preparada iba Máxima Zorreguieta para el gran día. Aunque para el anuncio de su compromiso ofreció un pequeño mensaje en neerlandés e intentó contestar como pudo las preguntas de la prensa, le quedaba mucho que aprender. En tiempo récord, la hoy reina de Holanda dominaba el idioma y se expresaba con fluidez, para sorpresa de los holandeses.

Mención aparte merece Charlène de Mónaco, un caso opuesto a estos dos. Y es que cuando llegó al principado como novia oficial del príncipe Alberto, no hablaba francés, el idioma oficial de los Grimaldi. Aún hoy y después de tantos años, es muy raro escuchar a la sudafricana expresándose en el idioma del país, con serias dificultades en las contadas ocasiones en las que lo hace.

Charlène de Mónaco, en una imagen reciente. (EFE)
Charlène de Mónaco, en una imagen reciente. (EFE)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios