Logo El Confidencial
sincero homenaje

Sarah Ferguson recuerda a las personas que la muerte le arrebató de forma prematura

La duquesa de York dedica un emocionante mensaje a la que fuera su cuñada, Lady Di, y a la que consideraba una de sus mejores amigas

Foto: Sarah Ferguson. (Reuters)
Sarah Ferguson. (Reuters)

Sarah Ferguson quiso rendir ayer, Día Internacional de la Mujer, un sentido homenaje a las mujeres que para ella representan la fortaleza y son un ejemplo para ella. Por supuesto, no se olvidó de su fallecida madre y de otros amigos que también murieron, sus amigas Diana de Gales y Carolyn Coterell, de quien hablaba con gran emoción en su libro "What I Know Now: Simple Lessons Learned the Hard Way" ("Lo que sé ahora: simples lecciones que aprendí de una manera dura", que publicó en 2001.

En realidad este mensaje vuelve a recordar lo que ya publicó en el mencionado libro, en el que hablaba de las grandes pérdidas de su vida: "Entre la gente que más quiero, la muerte tiene la amarga costumbre de llamarles antes de tiempo. Cuando mi padrastro murió de forma prematura, luego mi madre y Diana, me destrozó cada vez. No encontraba ninguna lógica a su muerte, no lo aceptaba. Solo encontré dolor y soledad".

Sarah Ferguson le dedicaba entonces unas sentidas líneas a otra mujer muy especial: "Después, hace tres otoños, perdí a Carolyn Cotterell. Tenía cuarenta y tres años y tres hijos jóvenes. Era mi mejor amiga. Mi ángel de la guardia. La mejor maestra de mi vida".

Por eso ahora, con motivo de la celebración en la que la mujer es la absoluta protagonista, ha vuelto a acordarse de todas ellas, pero también de sus hijas, Beatriz y Eugenia, "que me hacen sentirme orgullosa cada día", dice la exmujer del príncipe Andrés de Inglaterra.

Para ilustrar estas emocionantes palabras, eligió tres fotografías, una reciente en blanco y negro de sus dos hijas, otra de su amiga, Carolyn, y una tercera en la que aparece con Diana de Gales, una mujer cuya memoria sigue honrando cada vez que tiene ocasión. Ambas, en ciertos momentos de sus vidas resultaron incómodas para los Windsor, e incluso el duque de Edimburgo estuvo años sin dirigirle la palabra, aunque en la boda de su hija Eugenia parece que hicieron las paces y posaron juntos en las fotos oficiales.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios