Logo El Confidencial
viajes de lujo

Justin Trudeau y su 'amistad peligrosa' con el Aga Khan, jefe de la infanta Cristina

Justin Trudeau se ha marchado a unas vacaciones de lujo y se vuelven a recordar los viajes a la isla privada de uno de los grandes valedores de la hija del rey Juan Carlos

Foto:  Justin Trudeau y su mujer. (Getty)
Justin Trudeau y su mujer. (Getty)

A ocho meses de las próximas elecciones, en un momento bajo de popularidad y con una gran crisis de Gobierno, Justin Trudeau, primer ministro de Canadá, está en el punto de mira por unas vacaciones que, a tenor de los acontecimientos, parecen muy inoportunas y vienen a apuntalar algunos de los argumentos que están utilizando sus detractores para socavar aún más su situación.

Así, podemos leer en la edición digital de 'The Georgia Straight', un semanario gratuito que se publica en Vancouver, una muy dura crítica al político y a su familia por un reciente viaje a Estados Unidos. "La noticia de esta semana de que el primer ministro voló hasta un refugio en una isla de Florida es otro ejemplo de la propensión de la familia Trudeau a desaparecer en un paraíso lleno de sol del que la mayoría de los canadienses nuncha han oído hablar".

En efecto, esta noticia de su viaje a la isla de North Captiva, a la que solamente se puede llegar en ferry, barco o avión privado, surge en unas circunstancias delicadas, ya que se le acusa de obstrucción a la justicia para que la firma de ingeniera SNC-Lavalin no fuera procesada por haber pagado sobornos a distintos miembros del régimen libio entre los años 2001 y 2011. Un escándalo que ha hecho tirar de hemeroteca a los medios para recordar otros viajes lujosos de Justin Trudeau y su familia, que, cuando menos, han sido calificados de 'poco estéticos'.

El Aga Khan, en una imagen de archivo. (EFE)
El Aga Khan, en una imagen de archivo. (EFE)

El ya mencionado 'The Georgia Straight' recuerda los viajes anteriores en 2014, 2016 y 2017, que realizó él o algún miembro de su familia a Bells Cay, la isla privada en las Bahamas del Aga Khan, íntimo del rey Juan Carlos y uno de los grandes valedores y jefe de la infanta Cristina (trabaja en Suiza para dos fundaciones de la Aga Khan Developement Network).

Unas escapadas un tanto comprometidas que fueron objeto de investigación y de un informe realizado por Mary Dawson, antiguo miembro del Comité de Ética de la Cámara de los Comunes, ya que habría vulnerado cuatro artículos de la Ley de Conflicto de Intereses.

"Cuando el señor Trudeau como primer ministro aceptó los regalos de hospitalidad del Aga Khan y el uso de su isla privada en marzo y en diciembre de 2016, había tratos en marcha con el Aga Khan. Por este motivo, las vacaciones aceptadas por el señor Trudeau o su familia podrían ser razonablemente vistas como una manera de influir en las capacidades del señor Trudeau como primer ministro", manifestaba Mary Dawson en un comunicado de prensa emitido en 2017.

El primer ministro canadiense, en un momento delicado. (Reuters)
El primer ministro canadiense, en un momento delicado. (Reuters)

El informe de Dawson era muy contundente y daba datos muy concretos: "A mediados de julio de 2016, la señora Grégoire Trudeau contactó a la hija del Aga Khan y le preguntó si su familia podría pasar las vacaciones de Navidad en Bells Cay. El señor Trudeau dijo que habían elegido pasar las vacaciones allí porque ofrecía seguridad y privacidad para él y su familia."

[LEE MÁS: Sophie Grégoire Trudeau, luces y sombras de la primera dama de Canadá]

Según parece, Grégoire Trudeau también solicitó poder llevar a algunos amigos como invitados a esas vacaciones y la hija del Aga Kahn estuvo de acuerdo. Este viaje generó un notable escándalo en su momento, pues se habló de que habría costado a los contribuyentes unos 200.000 euros. Aunque en ese momento Justin Trudeau decidió guardar silencio, un portavoz manifestó que el primer ministro había reembolsado la cantidad equivalente al valor comercial de los billetes de ida y vuelta a Nassau de todos los que realizaron ese viaje. Posteriormente, manifestó que el Aga Khan, imán de los musulmanes chiitas ismaelíes nizaríes y multimillonario, era su amigo y que los funcionarios públicos pueden aceptar regalos de sus amistades, aunque, según 'The Washington Post', habían hablado solo una vez en treinta años, antes de que se convirtiera en líder de su partido.

Pierre Trudeau, con sus hijos. (Reuters)
Pierre Trudeau, con sus hijos. (Reuters)

El mismo informe se remonta a 1983 cuando Pierre Trudeau, su padre, que también fue primer ministro (y en su día tuvo una relación sentimental con Barbra Streisand), viajó con sus hijos durante dos semanas a las islas griegas muy bien acompañado. ¿Quiénes eran sus acompañantes? La familia del Aga Khan...

Como decimos, su imagen no atraviesa su mejor momento y sus viajes personales se han convertido en estos días en un arma arrojadiza. Por eso, en el 'Financial Times' recuerdan unas vacaciones del año pasado en la India, que fueron objeto de burlas por los atuendos que se pusieron y que llevaron a un líder local a afirmar: "Para su interés, nosotros los indios no nos vestimos así cada día, ni siquiera en Bollywood".

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios