Logo El Confidencial
SEGUNDO VIAJE EN UN MES

Cooperante de día, princesa de noche. La versatilidad de Mary de Dinamarca en Etiopía

La esposa de Federico de Dinamarca viajaba este martes al país africano para conocer la situación de los refugiados y luchar por la igualdad de género

Foto: Mary de Dinamarca llegando al campamento de refugiados de Shire. (Ida Marie Odgaard / Casa Real)
Mary de Dinamarca llegando al campamento de refugiados de Shire. (Ida Marie Odgaard / Casa Real)

La princesa Mary de Dinamarca ha cambiado completamente de destino y misión en el segundo viaje que realiza fuera de su país en lo que va de mes. Si durante su gira por Texas pudo visitar una feria de nuevas tecnologías, asistir a varias cenas de gala y disfrutar hasta de conciertos, lo que se ha encontrado durante su viaje de dos días a Etiopía ha sido radicalmente diferente. Con el objetivo puesto en la igualdad de género y la situación de los refugiados, la princesa heredera llegaba al país africano este martes, acompañada de la ministra de Cooperación para el Desarrollo, Ulla Tornaes.

Su primera parada fue en Addis Abeba, donde visitó una clínica de fertilidad y medicina reproductiva, fundada con el objetivo de reducir la mortalidad materna, uno de los grandes problemas del país. La fundadora de la clínica ejerció de anfitriona durante el paseo por las instalaciones, para luego enseñarle otro centro de reciente apertura que trabaja para mejorar los derechos de niñas y mujeres. Tras la visita a las clínicas, Mary de Dinamarca completó el resto de la agenda de la jornada, que no fue precisamente leve. Además de visitar el Parlamento, se desplazó a las afueras de la capital, donde mantuvo un encuentro con mujeres empresarias, que realizaron la ceremonia tradicional del café en honor de la princesa, que pudo probar el característico café y palomitas de maíz.

Mary de Dinamarca en Addis Abeba. (Ida Marie Odgaard / Casa Real)
Mary de Dinamarca en Addis Abeba. (Ida Marie Odgaard / Casa Real)

Ya el miércoles, segundo día de su visita a Etiopía, Mary de Dinamarca se desplazaba a Shire, en la región de Tigray, donde se encuentra uno de los mayores campamentos de refugiados del país. Allí visitó la escuela secundaria, construida hace dos años con contribuciones de, entre otros, el Consejo Danés para los Refugiados, un órgano con el que la princesa trabaja muy de cerca. Allí pudo estar con algunos estudiantes, dando lugar a las imágenes más espontáneas y divertidas de la jornada, ya que también tuvo ocasión de plantar un árbol frente a la escuela con algunos de los alumnos, un momento al que siguió la visita a un centro de menores sin familia.

Mary de Dinamarca planta un árbol en el campamento de refugiados de Shire. (Ida Marie Odgaard / Casa Real)
Mary de Dinamarca planta un árbol en el campamento de refugiados de Shire. (Ida Marie Odgaard / Casa Real)

Por la noche, la esposa de Federico de Dinamarca asistió a una cena con la presidenta SE Sahle-Work Zewde, la primera mujer de la historia al frente del gobierno del país. Mary dio entonces una imagen radicalmente distinta a la de por la mañana, cuando un moño informal, pantalones desmontables y unas llamativas zapatillas de deporte sirvieron para que pudiera moverse con facilidad por el campo de refugiados, con un suelo embarrado e irregular. Mary se despedía del país con su mejor versión, luciendo un vestido negro con bordados florales, zapatos claros y el pelo suelto, volviendo a su imagen habitual.

Mary de Dinamarca con la presidenta de Etiopía. (Ida Marie Odgaard / Casa Real)
Mary de Dinamarca con la presidenta de Etiopía. (Ida Marie Odgaard / Casa Real)

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios