Logo El Confidencial
APUESTA DE FUTURO

Kate Middleton, debilidades y fortalezas para convertirse en una gran reina

La sucesión en la Corona inglesa es una cuestión que sigue muy en el aire. La reina Isabel II no parece tener intención de abdicar

Foto:  La duquesa de Cambridge en una imagen de archivo. (Getty)
La duquesa de Cambridge en una imagen de archivo. (Getty)

De momento no parece que esa circunstancia nos quede muy próxima en el tiempo, pero llegará el día en el que el príncipe Guillermo acceda al trono británico. Su abuela, Isabel II, sigue gozando de una excelente salud y no parece plausible pensar que vaya a abdicar.

La cuestión que surge es qué ocurrirá a la muerte de la reina más longeva del mundo, pues lo lógico es que llegara al trono el príncipe de Gales, felizmente casado con Camilla Parker-Bowles, quien parece haber vencido las reticencias de una opinión pública que siempre la ha comparado con Lady Di. Circunstancia que ha llevado a algunos medios a plantearse si de una vez por todas, en lugar de ser reconocida como duquesa de Cornualles, no debería empezar a ser reconocida como princesa de Gales.

[LEE MÁS: Todo lo que ocurrirá cuando Isabel II muera]

En este contexto, la pregunta que lleva mucho tiempo en el aire es si el príncipe Carlos cederá el paso a su propio hijo, el príncipe Guillermo, mucho más joven y pujante, y que ha demostrado ya estar sobradamente preparado para asumir ese rol.

Meghan Markle en una imagen de archivo.
Meghan Markle en una imagen de archivo.


Ni que decir tiene que su mujer, la duquesa de Cambridge, cuenta con una aprobación mayoritaria por parte de la exigente sociedad británica, acostumbrada a desayunar cada día con los escándalos que desvelan los tabloides y a los que parece inmune. Algo que no puede decirse de su cuñada, Meghan Markle, protagonista de noticias un día sí y otro también.

[LEE MÁS. Camilla en alza: ¿merece que la llamen princesa de Gales como a Lady Di?]

Según la experta en realeza Victoria Murphy, Kate Middleton tiene "una fuerza interior" que le permitirá afrontar cualquier tipo de reto que se le pueda plantear. Eso sí, tiene algunas 'debilidades' o puntos en los que es susceptible de mejora: "Ella ha hecho ya muchas cosas que no son precisamente fáciles, con la excepción de hablar en público. Algo que, según mi opinión, no le resulta natural".

Guillermo y Kate, en una imagen de archivo. (Reuters)
Guillermo y Kate, en una imagen de archivo. (Reuters)

En estas declaraciones recogidas por Royal Box en Yahoo: "En cierta medida, el hecho de que tenga que luchar en este punto específico ayuda a que sobresalga en las demás áreas. Ella es una mujer divertida y a la gente le encanta estar cerca de ella. Tiene una enorme fuerza interior y la tiene de una manera muy discreta. No es una persona extrovertida, pero es una roca para Guillermo de muchas maneras".

Las dificultades que Kate tiene para hablar en público es algo que comparte con la abuela de su marido, la reina Isabel II, quien sucedió a su padre, George VI, cuando tenía solo 26 años.

"Se ha ganado su lugar y cada día que pasa lo hace con más facilidad", manifiesta Victoria Murphy.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios