Harry y su nueva vida junto a Meghan: yoga, acupuntura y curación energética
  1. Casas Reales
CASA REAL BRITÁNICA

Harry y su nueva vida junto a Meghan: yoga, acupuntura y curación energética

La llegada de Meghan a su vida ha transformado por completo los hábitos del príncipe Harry. Una filosofía espiritual y de vida sana se ha instalado en su rutina

placeholder Foto: Harry y Meghan en una imagen de archivo. (Reuters)
Harry y Meghan en una imagen de archivo. (Reuters)

Quién le ha visto y quién le ve. Todos podemos recordar al príncipe Harry en fiestas nocturnas copa en mano, no hace tanto tiempo. Pero la llegada de Meghan a su vida ha transformado sus hábitos, por no decir que los ha puesto completamente del revés.

"La mayoría de las cosas se pueden curar con yoga, playa o unos cuantos aguacates", escribía la duquesa de Sussex en el blog ahora inexistente 'The Tig', cuando aún era actriz y no había comenzado su vida royal.

[LEA MÁS: No hay piedad para Meghan Markle: un nuevo disgusto a pocos días de dar a luz]

Esta filosofía de vida ha sido trasladada por Meghan a su nueva vida en Palacio y la ha hecho extensible a su marido. La semana pasada, ella y Harry fueron vistos saliendo de una tienda de bienestar en Notting Hill, que ofrece "sanación energética" y meditación con "cuencos cantores".

Algunos medios también desvelaron que se habían alojado en el hotel Heckfield Place, en Hampshire, durante tres noches. Se trata de un espacio en el que impera la filosofía espiritual y que cuenta con un estudio de yoga y un spa que ofrece "tratamientos totalmente naturales". Las personas que allí se alojan pueden disfrutar de una finca que cuenta con su propia granja orgánica, presidida por el famoso chef Skye Gyngell, cuyos productos se utilizan en los restaurantes del hotel.

placeholder Meghan en una imagen de archivo. (Reuters)
Meghan en una imagen de archivo. (Reuters)

Por otro lado, Meghan ha sido durante mucho tiempo una defensora de la acupuntura. En 2015, ella misma dijo que creía mucho en esta técnica milenaria que le ayudó a vencer sus migrañas. Según Vanity Fair, la duquesa de Sussex visitó al acupunturista famoso Ross Barr durante su embarazo, aunque, según 'Daily Mail', ella y Harry también estuvieron en su consulta antes de contraer matrimonio.

Tampoco hay que perder de vista la boutique de bienestar Ilapothecary, en Nottting Hill, una tienda a tiro de piedra del Palacio de Kensington, donde vivían Harry y Meghan hasta que se mudaron esta semana, y que podría haber sido hecha a medida de Meghan.

Vende productos de belleza basados ​​en la numerología, un concepto místico que sugiere que nuestra vida está guiada por números y que cada uno tiene una energía única. Al descubrir qué números corresponden a tu vida, puedes predecir su curso.

placeholder Los duques de Sussex en una imagen de archivo. (Reuters)
Los duques de Sussex en una imagen de archivo. (Reuters)

Ilapothecary - donde los cuencos de cristal y gongs promueven la calma interior - se abrió el año pasado, y Harry y Meghan fueron vistos saliendo de la tienda la semana pasada. Se desconoce lo que hicieron, pero Ilapothecary ofrece tratamientos conocidos como 'terapias para la vida moderna', incluida la curación energética que implica el equilibrio del chakra.

Otra terapia de masaje que se ofrece en este local, promueve el flujo de la leche materna y ayuda a la recuperación del parto, lo que podría haber atraido a Meghan.

[LEA MÁS: Los aviones: la pesadilla de Harry y Meghan por la que van a gastar 58.000 €]

Si Meghan ha procurado cuidarse siempre, con el embarazo esta preocupación se ha multiplicado. Vigilar su dieta ha sido una de sus premisas. Pero no solo Meghan ha evitado la cafeína y el alcohol. Según 'Daily Mail', Harry se ha aficionado al agua mineral y al té de menta. También aseguran que ha dejado de fumar y que estaría adaptando los hábitos de alimentación saludables de Meghan a su vida. Estos incluyen hacer zumos naturales, devorar aguacates con tostadas y una auténtica pasión por la coliflor, tal y como la propia duquesa reveló hace años en su blog 'The Tig'.

El yoga tampoco puede faltar en la vida de Harry y Meghan. Esta última es una gran fanática de esta práctica que no ha abandonado durante el embarazo. El nuevo hogar de la pareja, Frogmore Cottage en Windsor, ha sido, de hecho, equipado con un estudio de yoga.

placeholder Harry y Meghan en un aimgen de archivo. (EFE)
Harry y Meghan en un aimgen de archivo. (EFE)

Hasta la pintura de la guardería de su nuevo hogar habría sido elegida de acuerdo a esta filosofía naturalista. 'Daily Mail' ha desvelado que se trata de una marca de pintura orgánica llamada Auro, elaborada a base de aceites de romero y eucalipto. Además, el nuevo hogar de los duques de Sussex contaría también con un vivero y una eficiente instalación de energía verde para el ahorro energético.

Por último, la meditación también se ha implantado como rutina en la vida de la pareja royal más mediática. Ya cuando era actriz de Suits, Meghan dijo que la meditación había sacudido su mundo y agregó: "Soy más feliz". Por lo tanto, no habría ningún motivo por el que no debería seguir ahora practicándola.

Por su parte, el príncipe Harry, este año, en Birkenhead, le confesó al monje budista Kelsang Sonam, que practica la meditación "todos los días".

Príncipe Harry Meghan Markle
El redactor recomienda