Logo El Confidencial
CASA REAL SUECA

Silvia, Victoria y Estelle, protagonistas de una despedida de soltera en su viaje a Viena

La reina Silvia pasó el fin de semana con su hija y su nieta, visitando la ciudad, el zoo y dando lugar a imágenes de lo más anecdóticas

Foto: Silvia, Victoria y Estelle de Suecia en el Zoo de Viena. (Redes Sociales: @zooviennaschonbrunn)
Silvia, Victoria y Estelle de Suecia en el Zoo de Viena. (Redes Sociales: @zooviennaschonbrunn)

Tres generaciones reales juntas, dos días libres por delante y una ciudad que visitar. La reina Silvia, la princesa Victoria y Estelle de Suecia han disfrutado este pasado fin de semana de una escapada de chicas a la ciudad de Viena, donde han tenido una agenda turística de lo más apretada y donde han protagonizado algunas imágenes muy divertidas y espontáneas, muy lejos de las etiquetas y protocolos habituales de palacio y muy lejos también del secretismo al que acostumbran otras casas reales en sus momentos de privacidad y fuera de la agenda pública.

Abuela, madre y nieta llegaban a la capital austriaca el pasado viernes en vuelo regular, aunque en el aeropuerto les esperaba un pequeño comité de bienvenida, tal y como han contado algunos pasajeros que compartieron con ellas avión. Y el sábado comenzaba el periplo por la ciudad. Primero, visitaron la Escuela Española de Equitación, una emblemática institución de Viena situada en el Palacio de Hofburg, actual residencia presidencial y antiguamente hogar de la realeza austriaca. Allí conocieron algo de la historia del edificio y del desparecido imperio y compartieron tiempo con los caballos de la escuela, una afición por la que Estelle ha sentido especial interés desde pequeña, algo que tiene en común con muchas herederas y actuales royals europeas.

Pero la anécdota de la jornada venía después, cuando Silvia, Victoria y Estelle paseaban tranquilamente por el centro. No solo se hicieron fotos con las personas que se lo pedían -que no fueron muchas, resultando un paseo muy agradable-, sino que fueron protagonistas de una despedida de soltera que celebraba un grupo de chicas. La novia iba 'vendiendo' una especie de bombones típicos de Austria, llamados, casualmente, 'bomba de Suecia'. Y Estelle no se pudo resistir y quiso coger uno de los bombones que le ofrecían. Así que la princesa Victoria, solícita, sacó 100 coronas suecas -unos 10 euros- de su propio monedero para pagar el dulce y contribuir así a la diversión del grupo, que no se fue sin sacar una foto del inolvidable momento con las reales damas.

La ruta turística continuó el domingo con la visita al zoológico de Viena, donde Estelle pudo disfrutar de decenas de especies animales, atreviéndose incluso a dar de comer a una jirafa, con la que se fotografiaron. Un 'fin de fiesta' para un divertido fin de semana en el que la reina Silvia, su hija y su nieta se han mostrado espontáneas y muy amables con todo el que las saludaba. Con la única presencia de dos escoltas y normalizando cada situación, hicieron que su escapada de chicas fuese una experiencia estupenda y muy relajada antes de retomar sus actividades habituales el lunes.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios