Logo El Confidencial
FAMILIA REAL BRITÁNICA

Kate Middleton y Harry se ven las caras en solitario en plena guerra de cuñados

Han asistido a la celebración del Día Anzac en Westminster y lo han hecho sin sus respectivas parejas. Guillermo está en Nueva Zelanda y Meghan Markle de baja maternal

Foto: Harry y Kate llegando a la abadía de Westminster. (Cordon Press)
Harry y Kate llegando a la abadía de Westminster. (Cordon Press)

Hace unas semanas tanto la Casa Real británica como Kensington Palace anunciaban que la celebración de el Día Anzac, que honra a los soldados de las Fuerzas Armadas australianas y neozelandesas que sirvieron y murieron en todas las guerras, conflictos y operaciones por el mantenimiento de la paz, iba a tener lugar el 25 de abril en la abadía de Westminster y que el acto estaría presidido por la duquesa de Cambridge y el duque de Gloucester.

Sin embargo, a pocas horas de que diera comienzo el servicio religioso, Harry ha sido añadido a la lista. "Desde un principio quería ir, pero con Meghan embarazada no sabía si podría, así que ha esperado hasta el último momento para decidirse", explica la periodista Rebecca English en las redes sociales. Y es que los medios han recibido con gran alegría este imprevista presencia, pues ver a Kate Middleton y el príncipe juntos tras todo lo publicado sobre las desavenencias que existen entre los Cambridge y los Sussex tiene mucho morbo, para qué mentir.

Los cuñados. (Reuters)
Los cuñados. (Reuters)

Que si Meghan hizo llorar a Kate y ahora no se hablan, que si Guillermo no quiere a la mujer de Harry, que si los dos hermanos se han distanciado... Se ha publicado de todo acerca de la ya bautizada Guerra de los Cuñados, por eso ver a dos de los grandes protagonistas juntos en un acto ha sido una ocasión ideal para ver qué hay de cierto en todo ello. Y la verdad es que viéndolos entrar sonriendo y charlando a la abadía, nada hace pensar que Harry y Kate tengan mal rollo, eso o que ambos saben fingir muy bien.

Observando estas imágenes, recordamos todas aquellas que existen del trío -cuando aún no había llegado Meghan a la vida de Harry- pasándoselo en grande en distintos actos oficiales. Y es que la relación de Kate y su cuñado era tan buena que incluso algunos medios amarillistas especularon con que entre ellos podría haber algo más, algo inverosímil pero que nos da una idea de lo bien que se llevaban. Bromas, gestos, carcajadas... Harry y Kate han demostrado muchas veces que entre ellos hay química, y parece que todavía no ha muerto.

Harry y Kate pasándoselo en grande en un acto en 2015. (Reuters)
Harry y Kate pasándoselo en grande en un acto en 2015. (Reuters)

Para la ocasión, la duquesa de Cambridge ha vuelto a confiar en Catherine Walker, la modista favorita de su difunta suegra, Lady Di, estrenando un abrigo azul con botonadura delantera, manga larga, falda de vuelo y largo por la rodilla. Lo ha combinado con un tocado a juego con unas originales plumas de estilo pavo real y con complementos en verde: unos salones de ante y cartera de mano a juego de Emmy London. En cuanto a joyas, se ha decantado por un conjunto de pendientes y collar de aguamarinas de Kiki McDonough.

Kate saludando a su llegada. (Reuters)
Kate saludando a su llegada. (Reuters)

Mientras su mujer cumplía con este acto con su hermano, Guillermo se encuentra en Nueva Zelanda, visitando a los afectados en los atentados de Christchurch. Por su parte, Meghan se encuentra en su residencia, Fragmore House, esperando la llegada de Baby Sussex, que puede ser inminente.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios