Logo El Confidencial
VISITA DE ESTADO

La oportuna baja maternal de Meghan Markle: podrá evitar a Donald Trump

El presidente de Estados Unidos no es precisamente santo de devoción de la duquesa de Sussex y nunca se ha molestado en ocultarlo

Foto: La duquesa de Sussex, en un acto por el Día de la Mujer. (Reuters)
La duquesa de Sussex, en un acto por el Día de la Mujer. (Reuters)

En Reino Unido cuentan ya los días para la llegada de Donald y Melania Trump, que realizarán una visita de Estado del 3 al 5 de junio. Durante los dos días de visita, habrá recibimiento oficial de toda la familia real, cena de gala -con el ansiado duelo de estilo entre la primera dama y Kate Middleton- y diferentes actividades en las que el presidente de Estado Unidos será examinado con lupa tras las particulares interpretaciones que hizo del protocolo en su anterior visita de trabajo a la reina Isabel, en julio del año pasado.

Se espera la presencia de casi toda la familia real. Y decimos 'casi' porque habrá una destacada ausencia, la de Meghan Markle, para su alivio y quizá también del propio Trump. Con la llegada inminente de su primer hijo, se da por seguro que la duquesa de Sussex aún no se habrá incorporado a su trabajo y, por tanto, a la agenda oficial, por lo que nos quedaremos con las ganas del esperado encuentro entre ambos, después de unas declaraciones de la exactriz sobre el que aún hoy es su presidente y en las que le tachó de "misógino" y "divisivo", además de confesar abiertamente que había apoyado la campaña de Hillary Clinton.

Meghan Markle, en un acto por la igualdad de género en 2015. (Getty)
Meghan Markle, en un acto por la igualdad de género en 2015. (Getty)

Fue en 2016, antes de que se sospechara la relación de Meghan Markle con el príncipe Harry. Durante una entrevista en 'A Nightly Show', se le preguntó por su opinión sobre Trump y su política: "Creo que fue en 2012, el Partido Republicano perdió el voto femenino por 12 puntos. Ese es un número enorme y con lo misógino que es Trump y tan expresivo al respecto, es una gran parte de eso. Sí, por supuesto, Trump es divisivo. Piense solo en mujeres votantes". Unas palabras tras las que bromeó, diciendo que quizá tendría que quedarse en Canadá, donde entonces se encontraba grabando la famosa serie 'Suits'.

Lo que no sabemos es si el presidente de Estados Unidos logrará evitar el encuentro con Harry, que también podría ser bastante incómodo. Aunque han pasado más de veinte años, pocos olvidan la desagradable broma que hizo sobre Diana de Gales en un programa de radio, solo unos meses después de su muerte, afirmando que podría haber tenido relaciones sexuales con ella, pero que antes la hubiera obligado a someterse a algunas pruebas médicas. Tampoco la amistad que el duque de Sussex mantiene con los Obama y la intención que tenían de invitarlos a su boda -que finalmente no se dio por cuestiones políticas- ayuda a que el posible encuentro sea un remanso de paz.

Donald Trump, en una imagen reciente. (Reuters)
Donald Trump, en una imagen reciente. (Reuters)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios