Logo El Confidencial
LA INTERMINABLE ESPERA

Cabreo en Reino Unido: Meghan amenaza la transparencia de Buckingham

La prensa británica se encuentra indignada y muy nerviosa por el hermetismo en torno al nacimiento de Baby Sussex, un secretismo al que no están acostumbrados

Foto: Meghan Markle en una foto de archivo. (Getty)
Meghan Markle en una foto de archivo. (Getty)

A pesar de que se quería mantener en absoluto secreto todo lo relacionado con el nacimiento del primer hijo del príncipe Harry y Meghan Markle, en Buckingham se han visto obligados a actuar y desmentir este jueves que el futuro bisnieto de la reina Isabel II haya nacido ya, después de fueran infinitos los rumores, tuits y noticias que afirmaban que la duquesa de Sussex había dado a luz.

Y es que muchas eran las pistas que indicaban que el primer hijo de los duques de Sussex ya había nacido. Por un lado, la visita que hizo la reina Isabel II a la pareja en su nuevo hogar, Frogmore Cottage, situado en el recinto del castillo de Windsor. Por otro, el anuncio del viaje que el príncipe Harry realizará a los Países Bajos los próximos 8 y 9 de mayo. Sus últimas apariciones públicas se han conocido solo una hora antes, por lo que el anunciar esta visita con tanta antelación fue para muchos la pista definitiva de que el primer hijo de los duques de Sussex ya había nacido.

El príncipe Harry en la maratón de Londres el pasado domingo. (EFE)
El príncipe Harry en la maratón de Londres el pasado domingo. (EFE)

Y la falta de información está agotando la paciencia de la prensa británica, acostumbrada a que Buckingham informe de todo al detalle, desde el gasto anual en bebidas alcohólicas hasta la cantidad de regalos que reciben. Considerada como una de las casas reales europeas más transparentes, pocos entienden el total hermetismo que hay en torno al nacimiento del niño y del que muchos responsabilizan a la propia Meghan, que desde su llegada la familia ha querido 'imponer' su independencia, desafiando los protocolos en más de una ocasión.

El nacimiento de los tres hijos de los duques de Cambridge fue planeado informativamente casi al milímetro, con reuniones previas con la prensa días antes de la llegada de los príncipes George, Charlotte y Louis. Por eso, el anuncio de que Harry y Meghan querían mantener la privacidad de la llegada del bebé y que ni siquiera se sepa con seguridad si la exactriz dará a luz en un hospital o en su propia casa está poniendo a la prensa más que nerviosa. Los periodistas especializados en la Casa Real británica no pueden hacer planes en los próximos días y están alerta 24 horas por si se anuncia el esperado nacimiento. Algo que muchos se toman incluso con humor.

Captura de Twitter del periodista Rick Spittle.
Captura de Twitter del periodista Rick Spittle.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
29 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios