Logo El Confidencial
VISITA SORPRESA AL CIRCUITO DE JEREZ

Don Juan Carlos, de la obligación a la afición en 24 horas (con 'recuperación' exprés)

Tras asistir el sábado al funeral de Jean de Luxemburgo, el Rey emérito disfrutó del Gran Premio de Motociclismo en Jerez con su nieto Felipe de Marichalar

Foto: El Rey Juan Carlos en el Gran Premio de Jerez. (Cordon Press)
El Rey Juan Carlos en el Gran Premio de Jerez. (Cordon Press)

Tras más de un mes oficialmente 'desaparecido', el rey Juan Carlos ha vuelto con fuerza a la escena pública, con dos apariciones en solo 24 horas, una por obligación y otra por afición. Fue en marzo cuando asistió a la presentación de los carteles de San Isidro, acompañado del sector taurino de la familia. Desde entonces, muy poco se ha sabido de él. Solo tuvimos noticia a través de la revista Semana, que informó en exclusiva de una comida 'secreta' en casa de doña Pilar, a la que asistió el monarca emérito junto a la reina Sofía. Y, aunque muchos esperaban verle en la Misa de Pascua en Mallorca, pudo escaquearse, dejando la foto de familia para los Reyes, sus hijas y Doña Sofía.

Pero el deber llama, y este sábado volvíamos a verlo junto a su esposa, en el funeral por Jean de Luxemburgo, al que asistió buena parte de la realeza europea. Pudimos ver a un rey con muchas dificultades para andar, apoyándose en una persona de confianza para entrar en la Catedral de Nuestra Señora, mientras la reina Sofía caminaba a su lado, de riguroso luto. Unos problemas de movilidad que llamaban mucho la atención de los medios presentes. Pero parece que, 24 horas después, don Juan Carlos se encontraba algo mejor, ya que pudo disfrutar de una de sus aficiones favoritas, las motos, asistiendo al Gran Premio de Jerez, sin tantos problemas como presentaba en Luxemburgo.

El rey Juan Carlos a su salida de la Catedral de Luemburgo. (Reuters)
El rey Juan Carlos a su salida de la Catedral de Luemburgo. (Reuters)

Para la historia deportiva queda la imagen de 2008 en el mismo circuito, cuando obligó a Dani Pedrosa y Jorge Lorenzo a darse la mano para hacer las paces, ya que eran entonces acérrimos rivales. Y en esta ocasión, tampoco se ha quedado sin protagonizar alguna que otra anécdota. Tal y como recoge 'La Voz de Cádiz' en un vídeo, el padre del rey Felipe repartió saludos y bromas a diestro y siniestro, encontrándose con viejos amigos. No sólo animó a uno de ellos a que se pusiera el sombrero para que no le diera el sol, sino que intentó 'colarse' en el selfie que intentaba hacerse uno de los trabajadores del circuito, que no se había percatado de la presencia real. Al notar el contacto de otra persona, el joven se retira, pensando que molesta. Lo que no sabía es que era el mismísimo rey Juan Carlos quien quería colocarse en el plano, dando lugar a uno de los grandes momentos de la mañana.

Pero si algo nos ha llamado la atención de su presencia en Jerez, como mencionábamos antes, es que don Juan Carlos se movía bastante mejor que el día anterior. A pesar de que seguía teniendo problemas de movilidad, no necesitó ninguna ayuda para caminar, lo que podría responder a algún tratamiento para el dolor aplicado horas antes. Para esta mañana motorizada, el Rey contó con un escudero de lujo, su nieto Felipe de Marichalar, con el que comparte muchas aficiones. El hijo de la infanta Elena permaneció en un discreto segundo plano mientras su adorado saludaba a las autoridades, empresarios y trabajadores, que dejaron patente el cariño que aún tienen al Rey.

El Rey Juan Carlos saludando a Marc Márquez en el Gran Premio de Jerez. (Cordon Press)
El Rey Juan Carlos saludando a Marc Márquez en el Gran Premio de Jerez. (Cordon Press)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios