Logo El Confidencial
ARTE Y TRONÍO

La caseta, la pareja de baile…: los detalles de la 'sevillana viral' de Máxima de Holanda

La reina de los holandeses ha protagonizado una de las anécdotas más divertidas de la Feria de Sevilla al arrancarse a bailar. Y no lo ha hecho nada mal. Te contamos los detalles

Foto: Máxima de Holanda. (Lagencia Grosby)
Máxima de Holanda. (Lagencia Grosby)

Los reyes de Holanda han querido revivir con sus tres hijas el lugar donde tuvieron su primer encuentro, hace veinte años. El Real de la Feria de Abril fue el escenario para ese flechazo entre el heredero de los Países Bajos y la bella y divertida argentina. Una historia de amor donde el destino jugó sus cartas. La reina explicaba que nunca se habrían encontrado: “Nuestros mundos eran tan diferentes que no habríamos coincidido nunca. Sevilla lo hizo posible y aquí estamos disfrutando de estos días”, contaba. Para Máxima han sido unos días muy especiales y sentimentales, y para las princesas también lo ha sido conocer de primera mano el lugar donde se enamoraron sus padres.

Máxima y sus hijas han cumplido con todos los protocolos necesarios: se vistieron de flamencas, se colocaron flores en la cabeza, los zarcillos y el mantoncillo. Pasearon en coche de caballos, bebieron rebujito (la pequeña, refresco) y visitaron varias casetas como una familia más que quiere divertirse. En una de ellas, propiedad de Rosauro Varo, José María Pacheco y Antonio Benjumea, Máxima se arrancó a bailar. Y según testigos presenciales, no solo no lo hizo regular sino todo lo contrario. “Mueve las manos, los pies y tiene más gracia que algunas de las mujeres que vienen de Madrid y que parecen palos”, contaban.

(DALE AL PLAY PARA VER A MÁXIMA POR SEVILLANAS)

Con unos tacones imposibles (salvo que seas reina) bailó rumba y sevillanas. Una de las veces con Morante y la que se ha hecho viral con Antonio Benjumea, yerno de José María Pacheco Guardiola, fundador del grupo Konecta. Antonio se casó con Ana Pacheco Aisa en septiembre pasado en la capilla de la Real Maestranza.

El rey Guillermo y sus tres niñas permanecieron sentados admirando la maestría de su madre. Y ninguna de ellas se atrevió a imitarla. A esa edad la vergüenza o el temor a hacer el ridículo es muy grande.

La familia real holandesa en Sevilla. (Lagencia Grosby)
La familia real holandesa en Sevilla. (Lagencia Grosby)

Al día siguiente el matrimonio real quiso agradecer las muestras de cariño con una fiesta en Casa Pilatos, propiedad de Victoria Hohenlohe Medina, actual duquesa de Medinaceli. Una fiesta a la que acudieron los personajes vips, entre los que se encontraban los hermanos Solís, el duque de Alba y sus hijos, Rosauro Varo, Amaia Salamanca y las mujeres del clan Peralta. Rocío, hija del gran rejoneador que enseñó a montar a Bo Derek, se ha convertido en estos nueve años en una de las diseñadoras más destacadas en el mundo flamenco, tanto para las ferias como para el Rocío.

Los reyes y sus hijas han disfrutado de una Feria de Abril con buen tiempo y mucha diversión. Las tres princesas quieren aprender a bailar flamenco y volver el año que viene.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios