El último (y fallido) truco de Alexandra de Mónaco: un vestido de Carlota de 2005
  1. Casas Reales
FAMILIA GRIMALDI

El último (y fallido) truco de Alexandra de Mónaco: un vestido de Carlota de 2005

La hija pequeña de Carolina de Mónaco asistía este fin de semana al último desfile de Alberta Ferretti, con un diseño que no dejó indiferente a nadie

Foto: Alexandra de Hannover en una imagen de archivo. (Getty)
Alexandra de Hannover en una imagen de archivo. (Getty)

A sus 19 años, Alexandra de Hannover, hija pequeña de Carolina de Mónaco, ya se mueve con soltura en diferentes fiestas de alto nivel, a las que está acostumbrada desde su más tierna adolescencia. Eso sí, suele ir flanqueada por alguno de sus hermanos, mucho más adaptados a este tipo de ambientes. Y precisamente este fin de semana, Alexandra asistía al último desfile de Alberta Ferretti, que se celebraba en el Yacht Club de Mónaco, con su hermano Pierre Casiraghi y Beatrice Borromeo como ángeles custodios.

Y ha habido un detalle de la presencia de Alexandra en el desfile que no nos ha pasado desapercibido. La hija pequeña de Ernesto de Hannover lució un vestido verde firmado por Alberta Ferretti, en un claro guiño de la joven a la protagonista de la noche. Pero lo importante de la prenda en cuestión es su dueña, que no es otra que Carlota Casiraghi, quien llevó este vestido en 2005 en una de los múltiples actos que se celebraron con motivo de la entronización de su tío, Alberto II, después de morir el príncipe Rainiero.

Alexandra de Hannover este fin de semana y Carlota Casiraghi en 2005. (Cordon Press/Getty)
Alexandra de Hannover este fin de semana y Carlota Casiraghi en 2005. (Cordon Press/Getty)


Y lo cierto es que, cuestión de estilo o de físico, Alexandra no lucía el vestido como lo hizo su hermana hace ya 14 años, a pesar de que por aquel entonces, Carlota tenía casualmente la misma edad. La parte del pecho le quedaba algo más holgada y se le descolocaba constantemente, desmereciendo el diseño de Alberta Ferretti. Alexandra lo combinó además con unos zapatos que tampoco fueron muy acertados. El pelo recogido y la ausencia de maquillaje hicieron el resto. Quizá pensando que poco tenía que hacer al lado de su cuñada Beatrice Borromeo, siempre en la lista de las más elegantes, decidió no esforzarse mucho para la cita.

En Vanitatis ya hemos analizado en alguna ocasión el estilo de la hija pequeña de Carolina de Mónaco y, de momento, no parece que haya heredado el glamour y la elegancia de la que siempre han hecho gala su madre y su hermana. Quizá por su juventud, Alexandra aún no ha encontrado un estilo definido con el que se sienta cómoda, salvando el último Baile de la Rosa, en el que su elección de vestuario fue todo un acierto. Algo que podremos analizar de nuevo en la boda de Carlota Casiraghi con Dimitri Rassam, que se celebrará en pocas semanas y que reunirá de nuevo a toda la familia Grimaldi, con la expectación que eso conlleva.

La familia Grimaldi en el Baile de la Rosa. (Reuters)
La familia Grimaldi en el Baile de la Rosa. (Reuters)
Alexandra de Hannover Carolina de Mónaco Ernesto de Hannover
El redactor recomienda