Logo El Confidencial
CASA REAL DANESA

El divertido despiste de Mary de Dinamarca que eclipsa su visita a Corea del Sur

Los príncipes de Dinamarca se encuentran en el país asiático en representación de la reina Margarita para fortalecer las relaciones diplomáticas entre ambas naciones

Foto: La princesa Mary de Dinamarca en Corea del Sur. (Getty)
La princesa Mary de Dinamarca en Corea del Sur. (Getty)

Federico y Mary de Dinamarca realizan estos días una visita oficial a Corea del Sur, con intención de reforzar las relaciones tanto empresariales como diplomáticas que unen a los dos países. Este supone el primer viaje oficial que la pareja hace de forma conjunta en casi dos años, ya que viajaban juntos por última vez en octubre de 2017 y casualmente también a un país asiático, Japón.

La visita oficial comenzaba este lunes, con el recibimiento en la capital por parte del presidente del Gobierno. Un encuentro al que siguió una visita a la zona desmilitarizada de la frontera con Corea del Norte, un encuentro con el primer ministro y una cena oficial, en la que Mary y su estilismo fueron los grandes protagonistas. Un día ajetreado en el que la mayor parte de las actividades de agenda fueron conjuntas, a diferencia del segundo día, en el que el príncipe Federico y Mary estuvieron la mayor parte del tiempo separados. La princesa estuvo presente en una reunión de chefs daneses y coreanos, para después amadrinar la inauguración sobre Hans Christian Andersen, autor danés y uno de los 'tesoros' del país.

Mary de Dinamarca, en la exposición sobre Hans Christian Andersen en Seúl. (Getty)
Mary de Dinamarca, en la exposición sobre Hans Christian Andersen en Seúl. (Getty)

Los príncipes daneses no se reencontraron hasta la noche, para la cena de gala que celebraba el 60 aniversario de las relaciones diplomáticas de Dinamarca y Corea. Una cita en la que la australiana vivía un momento un tanto embarazoso a su llegada. La pareja real hizo su aparición en el salón entre aplausos hasta que se dirigieron a sus asientos. Uno de los organizadores indicó al príncipe Federico dónde tenía que sentarse, por lo que Mary no dudó en seguirle. Pero su sitio estaba en otra mesa, al otro lado del pasillo. Así que hasta allí se fue algo contrariada, pero tomándose el despiste con gran sentido del humor. Parece que su marido tampoco contaba con que los sentaran separados, ya que cuando se dio cuenta de que no estaba tras él, intentó buscarla.

Como es habitual en este tipo de viajes, han sido varios los outfits que la princesa Mary ha lucido, y todos fieles a su estilo y acertados. El primero fue un vestido corto en color azul noche con capa, que cambió por un diseño algo más largo, con estampado de flores y que lució tanto en el encuentro con el primer ministro como en la posterior cena. Y el blanco se convertía en el protagonista de la segunda jornada del viaje, con un traje chaqueta en blanco impoluto con el que afrontó la mayoría de sus compromisos hasta la noche, cuando volvió a dar paso al color, con otro vestido estampado con el que hizo olvidar el fallo de protocolo que había tenido a su llegada.

Federico y Mary de Dinamarca con el primer ministro de Corea del Sur y su esposa. (Getty)
Federico y Mary de Dinamarca con el primer ministro de Corea del Sur y su esposa. (Getty)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios