Logo El Confidencial
LA DEMANDA MÁS POLÉMICA

Alberto de Bélgica esquiva la multa: se someterá a las pruebas de ADN

El padre del rey Felipe de Bélgica no ha tenido más remedio que acatar las decisiones judiciales sobre la supuesta paternidad de Delphine Boël

Foto: El rey Alberto junto a sus hijos. (Reuters)
El rey Alberto junto a sus hijos. (Reuters)

No han pasado ni dos semanas desde que se supiera que la justicia había dado la espalda al rey Alberto de Bélgica en la demanda de filiación que le interpuso la belga Delphine Boël, que asegura ser su hija biológica. Tras pedir los abogados de Boël el pasado noviembre que se sometiera a las pruebas de ADN para confirmar si es el padre o no de la demandante, los tribunales lo aceptaron. Y no solo eso. El pasado 16 de mayo supimos que Alberto sería multado con 5.000 euros por cada día que pasase sin que se sometiera a las pruebas.

Aunque el Rey había apelado la sentencia ante el Tribunal de Casación para ralentizar todo lo posible el proceso, este martes hemos sabido que Alberto de Bélgica se someterá a las pruebas genéticas. Una decisión que ha hecho llegar a través de un comunicado distribuido a los medios por sus abogados: "Después de haber tomado nota de la sentencia del Tribunal de Apelación de Bruselas emitida el 16 de mayo, en el respeto que tiene de la institución judicial, Su Majestad el rey Alberto ha decidido someterse al informe pericial ordenado por el Tribunal de Apelación".

Alberto y Paola de Bélgica en el funeral de Jean de Luxemburgo. (EFE)
Alberto y Paola de Bélgica en el funeral de Jean de Luxemburgo. (EFE)

Eso sí, aún no hay una fecha estipulada para que se realice las pruebas, ya que aún está pendiente el resultado del recurso que el propio rey interpuso y que podría variar el rumbo del proceso. Además, tal como se refleja en el comunicado, los resultados de las pruebas de ADN serán estrictamente confidenciales hasta que haya una nueva decisión judicial que diga lo contrario.

De seguir las cosas su curso, Alberto de Bélgica haría historia, al ser el primer rey implicado en un proceso judicial de esta índole que llega hasta las últimas consecuencias. Aunque no cambiaría la línea de sucesión al trono, sí podría afectar al reparto de su fortuna, que según Thierry Debels, especialista en Casas Reales, oscilaría entre los 200 y los 300 millones de euros.

Delphine Boël, el pasado noviembre. (Reuters)
Delphine Boël, el pasado noviembre. (Reuters)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios