Logo El Confidencial
TRUMP EN UK

El insulto de Donald Trump a Meghan Markle que caldea la visita de estado

El Presidente de Estados Unidos no ha tenido reparos en dar su opinión sobre la exactriz, sin importarle encontrarse con su familia política en solo unas horas

Foto: Meghan Markle en su viaje a Tonga. (Getty Images)
Meghan Markle en su viaje a Tonga. (Getty Images)

Una de cal y otra de arena. Eso es lo que acaba de dar Donald Trump a la Familia Real británica, solo unos días antes de su visita de estado a Reino Unido. Conocido por sus salidas de tono y su actitud normalmente deslenguada, tampoco el Presidente ha querido guardar las formas de cara a su próximo encuentro con la reina Isabel II y ya ha comenzado a caldear el ambiente. Y su víctima no ha sido otra que Meghan Markle, quien no tiene pensado interrumpir su baja maternal en los próximos días para participar en las actividades de la visita, en las que sí podremos ver al duque de Sussex.

Precisamente la ausencia de Meghan ha sido la chispa que ha encendido la habitual verborrea de Trump. 'The Sun' preguntó al Presidente por este asunto, aprovechando para recordarle cómo, hace unos años, la entonces actriz lo tildó de misógino y divisivo. También Meghan bromeó entonces con la idea de tener que quedarse en Canadá, donde rodaba 'Suits', por estas declaraciones, haciendo una clara crítica a la política migratoria del Presidente. Sin disimular su sorpresa y sin pensar en que tendrá que verse las caras con el príncipe Harry en unas horas, dejó fluir las palabras: "No sabía que era tan desagradable".

Meghan Markle en una imagen de archivo. (Getty)
Meghan Markle en una imagen de archivo. (Getty)


Eso sí, quizá en un intento por compensar este comentario o por evitar una incómoda situación en los próximos días en Londres, se apresuró a arreglarlo: "Estoy seguro de que lo hará de manera excelente. Ella será muy buena princesa. Espero que tenga éxito". Pero tarde. Los tabloides británicos no han tardado en dar la noticia, haciendo hincapié en la palabra "desagradable" y creando aún más expectación sobre la visita de Donald y Melania Trump, especialmente tras el viaje de trabajo que el Presidente realizó a Reino Unido el verano pasado, en el que sus enormes fallos de protocolo fueron los protagonistas.

No es la primera vez que el empresario se refiere en tono de sorna a los miembros de la Familia Real, especialmente las mujeres. Diana de Gales o Kate Middleton han sido objeto de comentarios un tanto cuestionables, que además han quedado reflejados en las redes sociales del Presidente. Pero nobleza obliga. Y tanto la duquesa de Cambridge como el príncipe Guillermo -afectado por partida doble- tendrán que compartir tiempo con él en el almuerzo programado para el lunes y la cena de gala. Una cita que será un despliegue de tiaras y joyas, además de buenos modales que disimularán el mal trago de los Windsor.

Donald y Melania Trump en la reina Isabel II el verano pasado. (Reuters)
Donald y Melania Trump en la reina Isabel II el verano pasado. (Reuters)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios