Logo El Confidencial
JUBILACIÓN REAL

Croquetas, tertulia y rabo de toro: la intrahistoria de la despedida de Juan Carlos

Cinco años después de que el Rey abdicara sobre la figura de su hijo se ha producido la retirada definitiva del emérito rodeado de familiares y amigos

Foto: Don Juan Carlos. (Limited Pictures)
Don Juan Carlos. (Limited Pictures)

El domingo 2 de junio fue el último día en que don Juan Carlos ejerció públicamente como Rey emérito. A partir de ahora, sus entradas y salidas del palacio de la Zarzuela y sus estancias en el extranjero no tendrán repercusión más allá de las imágenes que ofrezcan los paparazzi.

[LEER MÁS: Todas las imágenes de la emotiva despedida]

Para su despedida de la agenda oficial eligió un escenario taurino con triple significado: homenajear a su madre, la condesa de Barcelona, en la plaza de Aranjuez, reunir a parte de su familia y juntar a las amistades del mundo cinegético en el Jardín de Oñate. La propiedad del empresario Pedro Trapote fue pabellón de caza y lugar de encuentros galantes de Isabel II.

[LEER MÁS: Sabemos dónde estaba la reina Sofía]

Tras el almuerzo campero, el monarca (ahora ya jubilado), el anfitrión y el resto de comensales se trasladaron hasta la plaza de toros para disfrutar de un cartel de lujo con Morantes, el Juli y Manzanares.

El rey Juan Carlos asiste a la plaza de toros de Aranjuez. (EFE)
El rey Juan Carlos asiste a la plaza de toros de Aranjuez. (EFE)

Minutos antes de las tres de la tarde llegaba al Jardín de Oñate el que ha sido el protagonista de la semana. Ya se encontraban en el recinto el resto de invitados, con la infantas Pilar y Margarita acompañadas de su prole como representación de los Borbón. Entre las amistades, Manuel Prado Eulate y su mujer, Javier Corsini, Javier Arias, íntimo del Rey; el empresario Rafael González; uno de los principales accionistas de Legálitas, José Manuel Pardo, y el expresidente del Real Madrid Vicente Boluda. El abogado y armador es propietario de la bodega Fos en la Rioja alavesa y regaló sus vinos para este almuerzo de despedida institucional.

Don Juan Carlos ha visitado en varias ocasiones la finca y la bodega de El Ciego. Los vinos de denominación de origen a los que el dueño bautizó con el nombre de Fos, su segundo apellido, forman parte del listado de preferencia del Rey jubilado. Y por supuesto, el anfitrión, sus hijos y su mujer, Begoña García Vaquero, estuvieron pendientes de que todo estuviera a punto.

La infanta Elena, Froilán y más allegados acompañan al Rey en el día de su jubilación. (Limited Pictures)
La infanta Elena, Froilán y más allegados acompañan al Rey en el día de su jubilación. (Limited Pictures)

El almuerzo se sirvió en el jardín y antes hubo un aperitivo con croquetas, jamón y embutidos. A continuación, un menú a base de espárragos blancos, merluza rebozada (en versión frita y plancha) y rabo de toro. De postre, una tarta árabe hecha de obleas, nata montada, crema pastelera y frambuesas.

Hubo tertulia hasta la hora de salir rumbo a la plaza de toros, donde el público aclamó a don Juan Carlos y los toreros le brindaron sus faenas.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios