Logo El Confidencial
FAMILIA REAL BRITÁNICA

El royal británico conocido familiarmente como el Jefe (y no es quien imaginas)

Leyendo esto muchos pueden pensar que se trata de un mote dirigido hacia la reina Isabel, que al fin y al cabo es la mandataria de la Casa Real británica. Pero no

Foto: La familia real británica en el Trooping the Colour. (Reuters)
La familia real británica en el Trooping the Colour. (Reuters)

Que a los miembros de la familia real británica les gusta utilizar apodos o motes cariñosos para referirse los unos a los otros no es un secreto. Hace escasas semanas conocíamos que el príncipe Guillermo llama Mignonette a Charlotte, una palabra francesa que significa algo así como 'cariño'. También sabemos que el duque de Cambridge se refiere a su esposa como Poppet o que George llama GanGan a su bisabuela Isabel II. Hay cientos de ejemplos de estos 'nicknames' que los Windsor usan, pero había uno que hasta ahora desconocíamos y es el de Boss (jefe).

Leyendo esto, muchos pueden pensar que se trata de un mote dirigido hacia la reina Isabel, que al fin y al cabo es la mandataria de la Casa Real británica. Pero no, ni siquiera tiene que ver con el duque de Edimburgo, de quien se dice que le gustaba mucho mandar de puertas para dentro, o el príncipe Carlos, que un día se convertirá en rey. Tal como revela Andrew Morton en su libro 'Andrés: el príncipe playboy' es el duque de York el que es conocido como el Jefe, sobre todo por su padre, quien se refirió a él públicamente de esta forma, después de aparecer con un ojo morado causado por un combate de boxeo con Andrés del que este salió victorioso.

La reina con el Boss. (Reuters)
La reina con el Boss. (Reuters)

Sin embargo, no solo por la anécdota del boxeo Andrés es conocido como el Jefe en Buckingham. El príncipe nunca ha acabado de aceptar su puesto de segundón, y mientras que deja que de cara a las cámaras sea el príncipe Carlos quien lleve la voz cantante, en casa es él el que manda, contando con el apoyo incondicional de Isabel II, que para eso es su hijo favorito. Al duque de York le gusta hacer y deshacer y su madre se lo permite todo. Esto ha provocado más de un enfrentamiento entre el heredero y su hermano, pues parece que no entiende cuál es su posición.

De hecho, Carlos ya ha dejado claro en varias ocasiones que cuando su madre muera y él se convierta en rey, la familia real se reducirá a sus descendientes. Nada de hermanos ni sobrinos, algo que preocupa y mucho a Andrés, quien considera que tanto él como sus dos hijas, Beatriz y Eugenia, deben tener un papel relevante dentro de la Corona. Tal es la mala relación entre el Jefe y Carlos que este no estuvo presente en la recepción celebrada con motivo del 70 cumpleaños del príncipe de Gales el pasado mes de noviembre. Es más, es complicado encontrar una fotografía en la que se vea a los hermanos en actitud cómplice en los últimos años.

Carlos y Andrés. (EFE)
Carlos y Andrés. (EFE)

Aparte de revelar el hasta ahora desconocido mote de Andrés, Morton también cuenta en su libro otras anécdotas de la vida del duque de York, como que durante unos años fue un verdadero playboy. En uno de sus primeros actos oficiales, en 1982, se produjo un incidente ya que "varias chicas se desmayaron. Fueron consoladas por mujeres policías que normalmente esperan este tipo de comportamiento en los conciertos de pop. Cuando Andrés finalmente salió a la calle, la multitud se volvió loca", cuenta.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios