Logo El Confidencial
CASA REAL SUECA

Daniel de Suecia, diez años después: las bromas sobre su trasplante

Aunque le ha costado tratar el tema, el marido de Victoria de Suecia habla ahora abiertamente del problema de salud que tuvo en el pasado

Foto: La princesa Victoria y el príncipe Daniel en una imagen de archivo. (Reuters)
La princesa Victoria y el príncipe Daniel en una imagen de archivo. (Reuters)

Han pasado ya diez años desde que Daniel de Suecia tuviera que someterse a una operación de trasplante de riñón por una insuficiencia producida por una enfermedad congénita. Era entonces el prometido de la princesa Victoria, la hederera al trono, por lo que la expectación mediática fue inevitable, durante su estancia en el hospital, el alta médica y la posterior convalecencia. Hoy, convertido en futuro rey consorte y en padre de la que algún día sera heredera, la princesa Estelle, no puede ni quiere olvidar los malos momentos pasados.

Pero, lejos de hacerlo con pena, lo hace con una gran sonrisa y dejando hueco al humor. Recientemente, ha confesado las continuas bromas que hace al respecto con su padre, Olle Westling, quien fue la persona que le donó el riñón. "Mi padre normalmente bromea conmigo y me dice: 'Veo que eres más rápido con ese riñón de buena calidad'. Y yo le contesto: 'Ya veremos si necesito otro'. Uno tiene que ser capaz de bromear sobre estas cosas". Y eso que el marido de la princesa Victoria no ha tenido fácil hablar abiertamente del tema, ya que al principio consideraba que era un tema no muy agradable del que tratar.

La princesa Victoria y el príncipe Daniel en una imagen de archivo. (EFE)
La princesa Victoria y el príncipe Daniel en una imagen de archivo. (EFE)

Aunque, tal y como él mismo dijo, se sintió un hombre nuevo tras ser operado, su salud sigue siendo delicada y son varias las ocasiones en las que se ha especulado si podría estar sufriendo un rechazo o si habría tenido alguna recaída. Su aspecto cansado y ojeroso en un acto en 2014 hizo saltar todas las alarmas en los medios escandinavos, repitiéndose la historia dos años después. Y hace solo unos meses, el hecho de que cancelara un acto por problemas de salud hizo temer lo peor, unido además a que la Casa Real no dio explicaciones. Y aunque se trataba de un simple catarro, sus circunstancias hacen que no pueda asumir ciertos riesgos, lo que le lleva a ausentarse de actos oficiales con cierta frecuencia.

Eso sí, su experiencia y el enfrentarse a este problema le ha servido para que la concienciación sobre la donación de órganos sea una de las causas fundamentales en las que está implicado como príncipe consorte, participando en diferentes congresos o campañas sobre el tema. De hecho, hace unos días, casi coincidiendo con el décimo aniversario de su operación, visitaba el hospital Karolinska, el mismo en el que fue operado y donde llevó su importante mensaje sobre la donación de órganos. Un compromiso que adquirió hace ya diez años, cuando le cambió la vida gracias a la generosidad de su padre, al que dice estar eternamente agradecido.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios