Logo El Confidencial
FAMILIA IMPERIAL DE JAPÓN

Michiko, la emperatriz querida: preocupación por su estado de salud

La Agencia Imperial ha informado de que emperatriz emérita sufre unas anomalías ventriculares cardiacas, uno más en la numerosa lista de sus problemas de salud

Foto: La emperatriz emérita Michiko en una imagen de archivo. (EFE)
La emperatriz emérita Michiko en una imagen de archivo. (EFE)

Alerta en Japón por el estado de salud de la emperatriz emérita Michiko. Según informaba este mismo lunes la Agencia de la Casa Imperial, la madre del actual emperador sufre ciertas anomalías en las válvulas cardiacas, por lo que tendrá que ser observada por médicos, que le han recomendado que reduzca la intensidad de su vida actual, mucho más tranquila que hace dos meses, cuando su marido, el hasta entonces emperador Akihito, dejó el trono en manos de su hijo. Eso sí, parece que de momento no tendrá que someterse a ningún tratamiento ni operación para reparar esas anomalías.

Al parecer, Michiko lleva experimentando desde hace unos meses cierta dificultad para respirar, lo que relacionaba directamente con su avanzada edad, sin darle la importancia necesaria hasta ahora. Pero fue un análisis de sangre realizado a principios de mes el que dio la voz de alarma para que se le hiciera un examen cardiaco más exhaustivo, encontrándose esas anomalías atrioventriculares que "no cierran lo suficiente, pero sus síntomas son relativamente leves", tal y como reza el comunicado emitido por la Agencia Imperial.

La emperatriz emérita Michiko de Japón junto a Akihito. (Reuters)
La emperatriz emérita Michiko de Japón junto a Akihito. (Reuters)


Aunque le han recomendado que tenga una vida más calmada, la emperatriz emérita no ha querido cancelar la visita de tres días que realizará a Kioto en esta semana junto a su marido. Tras el viaje, será operada de cataratas para solucionar los problemas de visión que lleva sufriendo desde hace varios años. Una intervención que se realizará en dos tiempos y que no reviste gravedad. Al parecer, su paso por quirófano lleva programado desde hace semanas, ya que no quiso operarse antes para no coincidir con las ceremonias de abdicación de su marido y posterior entronización de su hijo, Naruhito.

Lo cierto es que Michiko ha convivido desde muy joven con los problemas de salud: además de los mencionados problemas de visión, ha sufrido muchos problemas gastrointestinales, además de serle diagnosticada una isquemia de miocardio en 2015. La ansiedad y el estrés también le afectaron gravemente en dos épocas de su vida, cuando, primero en 1960 y después en 1993, perdió la voz durante meses. Una afección que se achacó a la presión de los medios de comunicación y de su suegra, la emperatriz Kojun, quien se opuso desde el principio al matrimonio de su hijo con Michiko.

Ceremonia de abdicación de Akihito. (Reuters)
Ceremonia de abdicación de Akihito. (Reuters)


El ser plebeya y de educación católica no se lo puso fácil a la pareja para casarse. Sin embargo, Michiko se ganó el favor del pueblo enseguida, a pesar de que no era una emperatriz al uso (o precisamente por eso). Además de tener carrera universitaria, publicó muchos poemas -algunos con motivo del nacimiento de sus hijos- y algunos cuentos para niños. Michiko llegó a la Casa Imperial para romper las tradiciones, siempre avalada por Akihito. Y una de sus grandes decisiones fue tan aplaudida como criticada, especialmente por los sectores más tradicionalistas: prefirieron criar ellos mismos a sus hijos en lugar de dejarlos con preceptores e institutrices.

Y esa popularidad de la que gozó nada más llegar a la familia imperial continúa hasta el día de hoy, incluso sin ser emperatriz. La encarnación de los valores tradicionales, como la modestia y la pureza y su fuerte sentido del deber a lo largo de su vida, la hacen muy querida por los japoneses, que ahora permanecen alerta por su estado de salud. Aunque el problema en principio no reviste gravedad, su avanzada edad hace que cunda la preocupación por la que es una de las personas más veneradas en el país.

Akihito y Michiko en el 30 aniversario de su coronación. (Reuters)
Akihito y Michiko en el 30 aniversario de su coronación. (Reuters)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios