Logo El Confidencial
ENOLOGíA REAL

Doña Letizia, una sumiller principiante (e inesperada)

El hecho de que Letizia sea una aficionada de la enología contrasta un poco con sus propias declaraciones en las que aseguraba, literalmente: “Yo no bebo nada de vino”

Foto: Doña Letizia. (Reuters)
Doña Letizia. (Reuters)

"Yo, como no bebo, me la acerco solo a los labios. Y me critican porque dicen que no bebo. Pero es que yo no bebo nada de vino". Con estas palabras, pronunciadas en abril de 2015 durante su visita a la Academia de Artillería de Segovia, doña Letizia aclaraba una polémica que la perseguía desde hacía meses: su negación a beber cuando brindaba en eventos oficiales. Se lo contó en ese momento a un oficial, que la avisó, antes de brindar con una copa de vino tinto, de que los medios los sacarían bebiendo. "Yo no bebo ni café ni vino [...] Soy incapaz. Pero es que ni siquiera con amigos. Ahora soy abstemia completamente", sentenciaba la Reina.

Ahora, estas palabras han regresado a nuestra memoria después de que Vanitatis publicara en primicia este lunes que la Reina hizo cambiar hasta cuatro veces el vino en una fiesta. Fue el pasado sábado cuando don Felipe y doña Letizia organizaron una comida en el Pabellón del Príncipe, su residencia. Ellos mismos se encargaron de escoger el menú y el maridaje. En el caso de los vinos, fue Felipe quien hizo la elección, pues es un gran catador y en Zarzuela tienen una bodega que cuenta con más de 10.000 botellas.

Doña Letizia, en una imagen de archivo. (Reuters)
Doña Letizia, en una imagen de archivo. (Reuters)

Sin embargo, la Reina no estaba muy de acuerdo con los tres primeros vinos que había planteado su marido tanto para el aperitivo como para el almuerzo y postre. Doña Letizia tardó algo más en encontrar el que le gustaba o consideraba que se ajustaba a su papel de enóloga principiante. El hecho de que Letizia sepa tanto de vinos y sea una aficionada de la enología contrasta un poco con sus propias declaraciones en las que aseguraba, literalmente: “Yo no bebo nada de vino”.

Los reyes Felipe y Letizia, en Jerez. (Getty)
Los reyes Felipe y Letizia, en Jerez. (Getty)

Destaca sobre todo porque en los actos oficiales ni siquiera se lleva la copa a los labios por decoro. Ella brinda y deja inmediatamente la copa en la mesa, algo que se ha criticado en numerosas ocasiones, de ahí su queja antes de asegurar que es abstemia. La hemos visto haciéndolo en un sinfín de eventos, los últimos que recordamos son el banquete de Estado que los Reyes ofrecieron en honor al presidente de Perú con motivo de su visita a nuestro país o en la cena con Macri y Argentina en su viaje a Buenos Aires.

Durante años, se barajaron diversas teorías para explicar por qué doña Letizia no se acerca la copa a la boca ni en un acto como el centenario en las bodegas Freixenet. Desde una alergia a la uva a una apuesta consigo misma. A pesar de las declaraciones de la Reina, existen testimonios que aseguran haber visto a doña Letizia bebiendo cerveza. De hecho, en la cena de su aniversario de bodas en 2017, que los Reyes celebraron en la Cantina del Matadero, aparecían dos botellas de cerveza sobre la mesa.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios