Logo El Confidencial
EN EL PUNTO DE MIRA

Meghan, Harry y la reforma de Frogmore Cottage: un nuevo terremoto mediático

Buckingham ha publicado esta semana las cuentas de la Casa Real. Pero todos los detalles han pasado a un segundo plano tras conocerse el coste del arreglo del hogar de los Sussex

Foto: Meghan Markle y el príncipe Harry en una imagen de archivo. (Reuters)
Meghan Markle y el príncipe Harry en una imagen de archivo. (Reuters)

Es la noticia del día en Reino Unido y ha provocado todo un terremoto mediático. Las cuentas de la Casa Real británica, que publicaba Buckingham a última hora de este lunes, han pasado casi desapercibidas gracias a la reforma de Frogmore Cottage, también incluida en ellas. Su coste ha centrado toda la atención de titulares y portadas, poniendo el acento en tres claves: una de ellas es el nombre de Meghan Markle, siempre en el punto de mira; otra, los 2,4 millones de libras que ha costado la reforma; y la más importante, que ha sido pagada con dinero público.

Es decir, el resto de gastos dan igual cuando se habla de cuánto se han gastado los duques de Sussex en acondicionar la casa que les regaló la reina Isabel II por su boda y a la que se mudaron en abril. Además de la elevada cifra, que supera con creces la que se esperaba antes de comenzar las obras -1,5 millones de libras-, todos los medios hacen especial hincapié en que el dinero ha salido del bolsillo de los contribuyentes, incendiando así redes sociales y foros y provocando ya las esperadas reacciones de los líderes republicanos.

Portada de la edición en papel del 'Daily Mail' del 25 de junio.
Portada de la edición en papel del 'Daily Mail' del 25 de junio.

Lo curioso es que nadie ataca al príncipe Harry por esta reforma. Como en cada paso que dan los duques de Sussex en común, el objeto de las iras de los más críticos ha sido la exactriz, a la que muchos tachan de ostentosa e hipócrita por ser patrona de numerosas organizaciones benéficas que luchan contra la pobreza, pero dilapidar dinero en lujos, ropa cara o, como es este caso, reformar su casa.

Pero también está la versión contraria y, como reza este último usuario, hay quien no lo ve un problema. Algunos recuerdan que su boda generó un beneficio de 80 millones de libras, 33 veces más de lo que han gastado en su casa. Otros se han molestado en dividir el coste total entre los contribuyentes de Reino Unido, haciendo ver que la cantidad por persona es insignificante. Y los hay que recuerdan que el gasto para reformar Kensington, donde viven el príncipe Guillermo y Kate Middleton, fue mucho mayor, atacando a la prensa por poner a Meghan en el punto de mira sin motivo.

Pero la noticia no se ha quedado solo dentro de las fronteras de Gran Bretaña, ya que han sido muchos los portales de otros países que la sacan en portada, como la alemana 'Bunte', la holandesa 'Story' o la francesa 'Gala', además de algunas norteamericanas, como 'People' o 'USA Today', entre otras. Nadie quiere quedarse sin hablar del tema del día, que ha creado un auténtico debate entre los que tienen una razón más para atacar a Meghan Markle y los que están cansados de que siempre se la critique y se busque cualquier motivo para hacerlo.

Las claves de la costosa reforma

La propiedad, construida en el siglo XIX, ha sido renovada en su totalidad. Antiguamente constaba de cinco casas más pequeñas destinadas al personal de servicio, por lo que Harry y Meghan han querido unirlas en un solo hogar familiar, por lo que han sido añadidos nuevos baños, dormitorios y una gran cocina, además de renovarse chimeneas y escaleras. Todo ha sido planeado y ejecutado bajo la supervisión de Vicky Charles, decoradora y diseñadora amiga de Meghan, responsable de lugares tan exclusivos como el Soho Farmhouse en Oxfordshire.

Aunque el coste publicado aumenta casi en un millón de libras el inicial previsto, no es el total, ya que las cuentas se cerraron en marzo y aún quedaban cosas por hacer, por lo que no están incluidas ni la pintura ni pequeños arreglos posteriores. A pesar de que muchos han calificado el gasto de 'escandaloso', fue aprobado por la reina Isabel II. Michael Stevens, responsable de las cuentas de la monarquía, dijo que allí "no se habían llevado a cabo reformas durante algunos años y ya había sido seleccionada para ser renovada" con el objetivo de "mantener la condición de palacio real estatal ocupado". También se ha desmentido que se estuviera construyendo un estudio de yoga, así como un apartamento en el recinto para Doria Ragland, la madre de Meghan Markle. Detalles que, lejos de salvarles de 'la hoguera', no han servido a los duques de Sussex para librarse de las críticas.

Los duques de Sussex, en su última aparición pública. (Reuters)
Los duques de Sussex, en su última aparición pública. (Reuters)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios